UNESCO: United Nations Educational Scientific and Cultural Organization

UNESCO Banner

SANTIAGO

“Si la educación no es subversiva no es educación”

Leonardo Garnier, Ministro de Educación de Costa Rica:

“Si la educación no es subversiva no es educación”

Garnier es Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Costa Rica, y Doctorado en Economía por la New School for Social Research, New York. Actualmente - y desde el año 2006 - es el Ministro de Educación Pública de Costa Rica, de 2006 a 2010 durante la segunda Administración de don Oscar Arias Sánchez y a partir de 2010 bajo la Administración de doña Laura Chinchilla Miranda. Su más reciente creación es el libro "Costa Rica: un país subdesarrollado casi exitoso", escrito en conjunto con Laura Cristina Blanco.

1) Decir que la educación es necesariamente subversiva ¿es una afirmación, una provocación o una invitación a revisar los fundamentos de la educación hoy?

Es una provocación y una invitación para no perder de vista el papel fundamental de la educación en "permitirnos llegar a ser quienes queremos ser". Esto no se refiere simplemente a los fundamentos de la educación hoy, sino a una preocupación de siempre, pero que con frecuencia olvidamos: la educación como proceso de autoconstrucción de los niños y jóvenes, el proceso por medio del cual – con la guía y el apoyo de sus docentes y del entorno escolar – logran construirse como las personas que quieren ser y no necesariamente para llenar las perspectivas de algún adulto.

2) Parte de la llamada revolución educativa que usted lidera en Costa Rica, promueve la necesidad de “ir más allá del aula” y que el mundo escolar se haga cargo de la necesidad profunda de aprender a vivir en sociedad y con otros. ¿Cuál de los programas vigentes en su país concreta de mejor manera esa apuesta?

Hay un conjunto de iniciativas complementarias. El Festival Estudiantil de las Artes convoca a decenas de miles de estudiantes en todo el país a participar en más de cuarenta disciplinas artísticas y con temas de fondo, ha sido realmente transformador y provocador. La creación de la Dirección de Vida Estudiantil (aunque suene increíble, no existía en todo el Ministerio un espacio institucional centrado en "los estudiantes") y, desde ahí, la creación del Programa Convivir o Programa Nacional de Convivencia, que también está generando muy buenas reacciones. Hemos transformado los Gobiernos Estudiantiles, empoderándolos y dándoles más autonomía (antes, por ejemplo, un candidato tenía que tener el visto bueno del consejo de profesores). Y en términos curriculares, el proyecto Ética, Estética y Ciudadanía ha producido nuevos programas de Educación Cívica, Educación Artística, Educación Musical, Educación Física, Educación para la Vida Cotidiana, Educación para la Afectividad y la Sexualidad Integral… todos con un enfoque muy centrado en esta visión de "educación subversiva".

3) Muchos modelos educativos actuales se sustentan en la necesidad de formar para el trabajo, pero usted afirma que lo central es educar para la felicidad ¿Cuál es el rol del Ministerio de educación en ese énfasis?

La vida incluye el trabajo, claro que hay que formar para el trabajo, pero no como una formación que excluye la formación para una vida plena. En esa línea hemos impulsado reformas muy importantes, introduciendo la enseñanza de la Lógica en los programas de Español, transformando totalmente los programas de Matemáticas desde el primer grado de primaria hasta el último de secundaria (con un enfoque bien innovador); cambiar la forma de enseñar ciencias, partiendo no de enseñar las respuestas o los resultados de la ciencia sino, más bien, partiendo de las preguntas y fomentando el pensamiento científico por indagación. Finalmente, estamos duplicando la oferta de educación técnica que se brinda en Costa Rica: los Colegios Técnico-Profesionales forman tanto en lo académico como en lo técnico, sus graduados pueden seguir a la universidad – si lo desean – pero también pueden ingresar (y lo hacen con buen éxito) en el mundo laboral calificado. Finalmente, la formación ética, estética y ciudadana… es tan importante para la vida personal como para la vida en sociedad y la vida laboral.

4) “Yo quiero que los estudiantes se porten bien porque saben que es lo correcto no porque le tienen miedo al castigo” esta es una afirmación dicha por usted en las charlas TEDxPura VidaED ¿una nueva combinación de ética, emociones y libertad con propósito educativo?

Siempre he creído que cuando instamos a la gente a que actúe "correctamente" para conseguir un premio o para evitar un castigo, no la estamos educando, no la estamos formando, simplemente la estamos entrenando y el resultado suele ser que actúan bien cuando creen que alguien los puede estar viendo. Una verdadera educación debe formar a las y los estudiantes para que desarrollen sus criterios éticos y actúen de acuerdo con ellos: que hagan lo correcto por un imperativo moral, no por miedo ni por querer una recompensa personal. Se trata de aprender a hacer lo correcto por la vieja regla de oro: porque logro ponerme en el lugar del otro.



Link a la charla TEDxPura VidaED aquí.

  • 25-09-2012