UNESCO: United Nations Educational Scientific and Cultural Organization

UNESCO Banner

SANTIAGO

1, 2, 3, 4 preguntas para
Rafael Sánchez Montoya (España)

1, 2, 3, 4 preguntas para <br>Rafael Sánchez Montoya (España)
  • © UNESCO / C.Jerez

Catedrático de la Universidad de Cádiz y experto en accesibilidad de las tecnologías de la información

¿Cómo las TIC’s ayudan a mejorar el aprendizaje y el desenvolvimiento de las personas con alguna discapacidad?
Con las TICs podemos conseguir mejorar la comunicación del alumno. Es el primer obstáculo que tenemos que superar, pues el aislamiento tendría una influencia negativa en su desarrollo personal y en su autoestima. La computadora puede ayudar tanto a las personas que no tienen comunicación oral como a las que lo hacen de manera ininteligible.

Una vez que hemos mejorado la comunicación, el siguiente paso es usar las TICs en la capacitación y la formación, ya sea en un instituto, un colegio, o un liceo, con el apoyo de la herramienta adecuada. Cuando la persona ha alcanzado la suficiente capacitación, el tercer paso es conseguir una salida laboral, pues la formación debe ser el camino que facilite su autonomía e independencia económica que llega tras la inserción laboral. Si desde su época escolar orientamos a las personas con discapacidad para que utilicen eficazmente las TICs, les estamos ayudando para que consigan una salida profesional exitosa.

¿Cómo las TIC's pueden ser un elemento de integración y no de aislamiento para las personas con discapacidad, especialmente en el aula?
Son un recurso más. Cada docente plantea el tipo de relaciones que se van a propiciar en el aula e incluye diferentes actividades con computadoras. Las máquinas en sí mismas no tienen poder. Su carácter multisensorial favorece una enseñanza más divertida e interesante, siempre que se sitúen los recursos digitales dentro de un entorno de aprendizaje rico. La computadora puede ser una gran ayuda. Uno de los problemas, al menos en España, con el tema de la inclusión y el de la educación regular, es la falta de motivación para conseguir que los chicos tengan interés en el currículum que han de desarrollar.

La población joven está muy abierta a la tecnología y esa circunstancia hay que aprovecharla para conectar con sus intereses. El profesor puede utilizarla en el aula para compensar el déficit que pueda tener el estudiante que no está incluido, para ayudarle a que participe y colabore con los demás.

Pero el profesor muchas veces no está formado para tratar con personas con discapacidad o no está formado en TICs
Sí, es cierto. A muchos docentes en su formación inicial no le han hablado de la discapacidad o de las necesidades educativas especiales y, por lo tanto, no se consideran especialistas en esa área. No les entusiasma tener alumnos con necesidades especiales porque ellos no han hecho esa especialidad. Por eso, las universidades que preparan a los futuros docentes, intentan que la “educación especial” tenga cada vez menos de “especial” y que todos los profesores se desenvuelvan con naturalidad en la educación de alumnos que presentan dificultades en el aula, ya sea por una discapacidad o por dificultades de aprendizaje.

Algo similar sucede también con la informática: algunos centros educativos favorecen la existencia de un profesor especialista de informática, y en otros se evita esa figura para que, todo el profesorado sea conocedor de las posibilidades del mundo digital.

Cuando hay un docente dedicado a algo especial, siempre da la impresión de que es él quien lo tiene que hacer y los demás no. En España se está intentando formar mejor a los profesores e implicarlos en estos campos.

En cuanto a los softwares, usted habla de rampas digitales ¿qué son?
Las rampas son adaptaciones o ayudas que hacen que cualquier persona pueda utilizar un programa general sin necesidad de hacerlo específico. Por ejemplo, en un grupo de estudiantes, uno de ellos puede estar manipulando la computadora escribiendo con un teclado normal, y otro puede estar en una silla de ruedas manejando el teclado, quizás más lentamente, con un joystick, pero haciendo lo mismo que sus compañeros en la misma aula. Las rampas digitales (assistive technology) facilitan el trabajo en grupo y la inclusión.

La idea es adaptar el currículo y los productos digitales a las características de los estudiantes. Se usan programas que hacen que la persona utilice el movimiento de ojos con las funciones de un ratón, magnifique la pantalla, se comunique a través de la voz con la computadora, pueda escuchar la información de la pantalla si no tiene la posibilidad de verla, pueda escribir textos con un sencillo switch, etc. El proceso de adaptación con rampas digitales es un poco complicado y requiere tiempo y voluntad.

¿Hacia dónde va el desarrollo de las nuevas TIC’s? ¿Algún instrumento que le haya llamado la atención y que puede estar mostrando hacia dónde vamos en estos temas?
Podemos considerar un gran avance el que los equipos sean cada vez más pequeños y móviles. Muchas veces conseguimos éxitos en el aula, pero trasladar la experiencia a la familia u otros ambientes cotidianos, fuera del entorno escolar, es complicado. Los dispositivos pequeños como las tabletas digitales, iPhone, agendas digitales, etc. están abriendo nuevas oportunidades hasta ahora inimaginables. Vamos en la línea de lo que se denomina “inteligencia ambiental”.

Por otro lado, la colaboración entre los países está mejorando gracias a las redes que hacen que la información circule con facilidad. Muchos ingenieros e informáticos están deseosos de tener proyectos e ideas para desarrollar. Hay investigadores universitarios demandando ideas. Si los docentes y los que trabajan en el tema de la educación y tecnología se las facilitamos, posiblemente conseguiremos desarrollos interesantes, sobre todo si se hacen dentro de la filosofía del software libre. Creo que todo va mejorando, no muy rápido, pero mejorando.

  • 21-12-2011