UNESCO: United Nations Educational Scientific and Cultural Organization

UNESCO Banner

SANTIAGO

La UNESCO expresa su preocupación ante el aumento del trabajo infantil por la crisis económica

Este año Día Mundial contra el Trabajo Infantil centra su atención en las niñas

La UNESCO expresa su preocupación ante el aumento del trabajo infantil por la crisis económica
  • © UNESCO / Nagata, Y.
  • Niñas en El Salvador

El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, en su mensaje con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil este 12 de junio, expresó su preocupación por el aumento de las cifras de niños trabajando en tiempos de crisis. La inquietud de la UNESCO se basa en la previsión de que 50 a 90 millones de personas más podrían sumirse en la pobreza extrema en estos tiempos de dificultad económica, ya que los padres sacan a los niños de la escuela para que contribuyan al sustento de la familia y aplazan la matrícula de los más pequeños, colocando a las niñas en una posición aún más vulnerable.

La UNESCO exhorta a todos los gobiernos y al mundo a hacer de la educación el instrumento que quiebre el ciclo de la pobreza, promover la igualdad de género, y erradicar toda modalidad de trabajo infantil.

El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, en su mensaje con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil este 12 de junio, expresó su preocupación por el aumento de las cifras de niños trabajando en tiempos de crisis. La inquietud de la UNESCO se basa en la previsión de que 50 a 90 millones de personas más podrían sumirse en la pobreza extrema en estos tiempos de dificultad económica, ya que los padres sacan a los niños de la escuela para que contribuyan al sustento de la familia y aplazan la matrícula de los más pequeños, colocando a las niñas en una posición aún más vulnerable.

En el mundo 218 millones de niños de entre 5 y 17 años de edad son obligados a trabajar, constituyendo “una afrenta a la dignidad humana y una violación de su derecho a la educación”, señaló Matsuura. Aún peor, más de 100 millones de niñas no sólo trabajan para sus familias, sino que también están expuestas a algunas de las modalidades de explotación más extremas: el trabajo forzado, la esclavitud, la prostitución y la pornografía. Por ello, la conmemoración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2009 se centra en ellas bajo el lema “Demos una oportunidad a las niñas: Erradiquemos el trabajo infantil”.

Aunque el número de niños que trabajan ha disminuido en un 11 por ciento desde el año 2000, y en un 33 por ciento el de los niños que realizan tareas peligrosas, en este último grupo todavía quedan 74 millones de menores de 14 años. El Convenio de la OIT sobre la edad mínima de admisión al empleo (1973) prohíbe que los menores de 15 años trabajen. Este año se conmemora también el décimo aniversario del Convenio No. 182 de la OIT sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil. En especial, este instrumento exige a los gobiernos que tengan en cuenta la situación particular de las niñas trabajadoras, ya que la enseñanza que reciben las niñas de hoy surtirá efecto a lo largo de toda su vida sobre la salud, la nutrición, el empleo y el crecimiento económico.

La educación en peligro
Actualmente hay más niños y niñas en la escuela que nunca antes en la historia. Pero si los gobiernos del mundo dejan que se pierdan los avances logrados desde el año 2000, estos esfuerzos sufrirían un revés imperdonable. La recesión económica entraña la posibilidad de que se reduzca el gasto público en educación y la ayuda que se brinda al sector. Ya en 2007 –antes de la crisis— la ayuda destinada a la enseñanza básica había disminuido en un 22 por ciento y 75 millones de menores de edad, de los cuales el 55 por ciento son niñas, están privados del derecho humano fundamental a la educación.

Por su condición de entidad fundadora del Equipo de Trabajo Mundial sobre el Trabajo Infantil y la educación, y de coordinadora principal de la iniciativa de Educación para Todos (EPT), la UNESCO colabora estrechamente con la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas, el Equipo Interinstitucional de Tareas de las Naciones Unidas sobre las Adolescentes, la Iniciativa Vía Rápida de la EPT y otros asociados, en particular la OIT. La UNESCO facilita asistencia a los gobiernos para elaborar y aplicar políticas integradoras en materia de enseñanza, dar seguimiento a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, cuyo vigésimo aniversario celebramos este año, y a otros instrumentos normativos que consagran el derecho a la educación.

“El problema del trabajo infantil debe abordarse mediante una estrategia integrada que incluya medidas para reducir la pobreza, proporcionar educación universal y fomentar el desarrollo económico y social. Un componente de esa estrategia debe ser la garantía de recibir enseñanza primaria gratuita, junto con medidas compensatorias para las familias más pobres”, señaló el Director General de la UNESCO.

En Chile
Al conmemorarse el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha lanzado una publicación que sintetiza los cambios experimentados en la última década en Chile en este tema. Hacia un Chile sin Trabajo Infantil es una radiografía de los avances experimentados por la sociedad chilena en la última década, para terminar con este problema, y los principales desafíos

El libro, presenta los principales hitos de más de una década de esfuerzos en pro de la erradicación del trabajo infantil, que ha permitido evolucionar de un desconocimiento generalizado de este tema, a una menor tolerancia social, actores sociales sensibilizados y una institucionalidad muchos más comprometida con los derechos de niños y niñas. El libro concluye que es posible aspirar a un Chile sin trabajo infantil siempre y cuando los esfuerzos se orienten a mejorar las condiciones laborales de los padres, fortalecer la oferta para prevenir y retirar niños y niñas en este tipo de labores y se continúe el trabajo conjunto que diversas instituciones han estado llevando a cabo.

Ante esta realidad el director de la Oficina Subregional de la OIT para el Cono Sur de América Latina, Guillermo Miranda afirmó que “asegurar los logros obtenidos durante la última década resulta imperativo en estos tiempos de crisis, por lo que resulta indispensable promover las acciones tendientes a la prevención y erradicación”.

  • Autor (es):UNESCO
  • Fuente:UNESCO
  • 11-06-2009