UNESCO Banner

SERVICES

250_chile.JPG
Retrato de una maestra
Con motivo del Día Mundial de los Docentes, hemos querido saber cómo trabaja uno de ellos. María Francisca Henríquez Maldonado, 56 años, egresada en 1973 de la Escuela Normal Vespertina de Santiago, es profesora de Educación General Básica de la Escuela Ramón Freire de Maipú, Santiago de Chile.
Entrevista de Carolina Jerez y Marcelo Avilés

¿Cuánto gana por su trabajo?
Nuestro sueldo base es bastante bajo y se ve incrementado por asignaciones que no dan todas las municipalidades o corporaciones municipales de educación (de quienes depende la educación pública en Chile). Estos dineros extras provienen por años trabajados y sólo pagan hasta los 15 bienios de experiencia, o sea 30 años de servicio. Creo que nuestra profesión no es bien remunerada, considerando la cantidad de alumnos que tenemos a cargo y el tiempo extra que debemos dedicar. Siento que no somos reconocidos socialmente, se nos critica demasiado, pese a que además de impartir clases nuestra labor va mucho más allá. Mi compromiso como maestra está en involucrarme con mis niños en forma integral, en sus problemas sociales, afectivos, guiarlos en sus intereses, aptitudes y darles valores. Y, con 29 años de servicio y 44 horas semanales de clase, recibo algo menos de 1.300 dólares mensuales.



¿Cuántos alumnos tiene en su aula?
Soy profesora jefe de sexto básico, a quienes tengo como alumnos desde primer año, lo que no es usual en el sistema. Como tengo asignada una sala pequeña, sólo tengo 32 alumnos, de quienes soy profesora jefe, pero también les imparto lenguaje y comunicación, estudio y comprensión de la sociedad, educación artística y talleres de lenguaje y educación artística.

Adicionalmente dicto clases a otros tres cursos que tienen 43 y 44 alumnos, en las materias de lenguaje y comunicación, estudio y comprensión de la sociedad, taller de lenguaje y de educación matemática. Esto significa que debo cambiar constantemente de sala y trabajar con estudiantes que han tenido cada año un profesor diferente, lo que causa problemas de comportamiento debido a los cambios de metodología de trabajo. Esto no ocurre con los estudiantes del los que soy profesora jefe, quienes se destacan por ser emocionalmente más estables, tener mejor rendimiento, comportamiento e higiene que el resto de sus pares.


¿Cuántas horas trabaja a la semana?
Desde hace dos años tengo 44 horas semanales, de las cuales 40 corresponden a la Jornada Escolar Completa (JEC). Las otras cuatro horas se deben a que soy la profesora encargada de salud de la escuela. Este cargo lo acepté porque mi primer oficio es el de ayudante de enfermería, una labor la desempeñé por ocho años que me ayudó a costear mis estudios de pedagogía.


¿Cuánto tiempo se demora en viajar desde su domicilio a su escuela?
Me demoro 15 minutos, ya que vivo en la misma comuna donde trabajo y cuento con un automóvil que con mucho esfuerzo estoy pagando.


¿Cuáles son las principales satisfacciones y preocupaciones que tiene en relación a su trabajo?
He tenido muchas alegrías en estos 29 años de profesorado. La principal, los buenos resultados con mis estudiantes, que se manifiestan en el cariño que recibo de alumnos y ex alumnos. Las otras tienen que ver con la credibilidad y confianza que tienen mis niños en su profesora, el reconocimiento de sus padres y de mis colegas. También ha sido una gran satisfacción poder sacar adelante a alumnos “integrados” con impedimentos físicos o intelectuales. Actualmente tengo a Nicolás, un niño de 15 años con deficiencia mental leve, y he logrado que sus compañeros lo integren sin problemas. Él ha aprendido a leer y escribir, ciertamente no en el mismo nivel de sus pares, pero ha tenido muchos logros con apoyo de otros profesionales de la educación, lo que me llena de alegría.

Mis mayores preocupaciones se refieren al aumento de las enfermedades del ánimo (depresión) que aquejan a los profesores; a las inadecuadas remuneraciones; a la falta de recursos o la mala calidad de ellos; a la mala infraestructura de nuestras escuelas, ya que son edificaciones de mala calidad a pesar de ser nuevas, las salas son muy heladas en invierno, ya que no contamos con calefacción y la inexistencia de lugares adecuados para realizar nuestro trabajo administrativo. También tenemos pocos computadores, antiguos, que no cuentan con servicio técnico adecuado y que deben ser compartidos y, finalmente, me pesa el poco reconocimiento de las autoridades nacionales a nuestra labor.


¿Su escuela está conectada a Internet?
Sí, contamos con conexión a la red. El problema es que los computadores en su mayoría son antiguos y no tienen la mantención adecuada. Pese a esto, trabajo con ellos en grupos de 3 o 4 alumnos. Les he enseñado a buscar información en Internet, a trabajar con procesadores de texto, realizar trabajos de investigación y algunos saben usar el chat. Esto los ha beneficiado en cuanto a aumentar sus conocimientos, los trabajos se realizan de forma más rápida y de mejor calidad y les ha permitido conocer otras experiencias educativas.
Date de publication 06-10-2006 9:00 am
Date de publication 06-10-2006 9:00 am
Europe and North America Latin America and the Caribbean Africa Arab States Asia Pacific