Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Creación del centro Sesame: un paso adelante en la cooperación científica en Oriente Medio

Dos importantes hitos acaban de jalonar el proyecto relativo al Centro Internacional de Radiaciones de Sincrotrón para Ciencias Experimentales y Aplicadas en Oriente Medio (SESAME): la colocación de la primera piedra de su edificio y la aceptación los estatutos del proyecto por parte de siete miembros.

La ceremonia oficial de colocación de la primera piedra del Centro tuvo lugar el 6 de enero de 2003 en la universidad jordana de Al-Balqa’, en presencia de S. M. Abdallah II Ben Al-Hussein, Rey de Jordania, del Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, de miembros del Gobierno jordano y de altos funcionarios internacionales como Werner Burkart del Organismo Internacional de Energía Atómica.

El Director General de la UNESCO destacó con las siguientes palabras la importancia que este proyecto revestía para la región en el plano científico y en la promoción de la cooperación pacífica: «Este Centro ofrece múltiples ventajas. Contribuirá a mejorar la investigación fundamental y aplicada en ámbitos que tienen una influencia en la vida cotidiana, por ejemplo la medicina, el medio ambiente y la tecnología.
Además, facilitará la creación de una infraestructura para la cooperación científica regional. En sus trabajos participarán instituciones científicas de distintos países, lo cual podrá dar lugar a que se constituya una red regional. De esta manera, el Centro SESAME será un puente tendido entre los países del Sur y del Norte y abrirá nuevas perspectivas a su mutua colaboración, así como a la cooperación entre los países del Sur».

«Las distintas culturas de las personas que trabajen en el Centro - agregó el Sr. Matsuura - crearán una atmósfera enriquecedora que propiciará los debates francos, las ideas nuevas y la creatividad. Todo ello, unido a la labor de investigación del Centro sobre las necesidades comunes esenciales, constituirá un factor de unión y un medio para edificar una cultura de paz gracias a la ciencia ».

Este proyecto se inició en 1997, tras la decisión de Alemania de desmantelar su acelerador de partículas BESSY I, valorado en 60 millones de dólares, para instalar otro más moderno, BESSY II. Cuando las autoridades alemanas decidieron donar BESSY I a la comunidad científica del Oriente Medio, algunos científicos que trabajaban en la Organización Europea de Investigaciones Nucleares (CERN) propusieron a la UNESCO que asumiera las funciones de organización coordinadora del proyecto y mediase en las negociaciones intergubernamentales.

Creado bajos los auspicios de la UNESCO, el Centro SESAME es una institución autónoma que tendrá la misión de instalar, explotar, mantener y mejorar la fuente de radiaciones de sincrotrón, los haces de luz, los espectrómetros y los demás aparatos detectores, así como el material auxiliar y los laboratorios. El centro ofrecerá instalaciones para la investigación y posibilidades de formación a científicos del Oriente Medio y otras regiones. No realizará ninguna actividad secreta, militar o de otro tipo.

Sus equipamientos aceleran en un anillo partículas (por regla general, electrones) y logran que alcancen una velocidad colosal y liberen unos “granitos” de luz: los fotones. La “luz de sincrotrón” así producida cubre un una amplia gama del espectro magnético, desde los infrarrojos hasta los rayos x duros. Desde su descubrimiento en 1940, esta “luz” se ha convertido en la mejor fuente disponible de rayos x, que son sumamente útiles para los científicos en muchos ámbitos de la ciencia y la tecnología, tanto fundamentales como aplicadas: física atómica, estructura de moléculas complejas importantes en biología, materia condensada, semiconductores, ciencia y tecnología de los materiales, ecología, farmacia y medicina molecular.

De las 45 fuentes de radiaciones de sincrotrón que funcionan actualmente en el mundo, se cuentan con los dedos de una mano las que se hallan en los países en desarrollo. En el Oriente Medio y en la cuenca del Mediterráneo no hay ninguna, lo cual supone un claro inconveniente para los científicos de esta región.

El gobierno jordano ha donado el solar y se ha comprometido a financiar la construcción del edificio donde se instalará el Centro, que según las estimaciones va costar entre 6 y 8 millones de dólares. Además del equipamiento principal, el Centro contará con dos laboratorios, una biblioteca y un local destinado a la informática.
Los planes del edificio ya están preparados y se ha efectuado la licitación pública para las obras. La firma del contrato de construcción está prevista para febrero de 2003. Según el Ministro de Educación de Jordania, el Centro empezará a funcionar en 2006.

En la ceremonia del 6 de enero, Koichiro Matsuura proclamó la apertura oficial del Centro SESAME, ya que siete de sus miembros fundadores habían notificado a la UNESCO que aceptaban los estatutos del proyecto. Estos miembros - Bahrein, Egipto, Irán, Israel, Jordania, la Autoridad Palestina y Turquía - integran actualmente el nuevo Consejo de SESAME que proveerá el presupuesto anual del Centro. Kuwait participa en calidad de observador. Se prevé que en breve se adherirán al proyecto otros miembros y observadores. Libia ha presentado una solicitud para participar como observador. Por otra parte, se espera que confirmen su condición de observadores en el nuevo Consejo, habida cuenta de que ya la poseían en el Consejo provisional, los siguientes Estados no pertenecientes a la región del Oriente Medio: Alemania, Armenia, Chipre, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido.

El nuevo Consejo de SESAME sustituye al Consejo Provisional que se reunió en nueve ocasiones desde su creación en 1999. Herwig Schopper, ex director de la Organización Europea de Investigaciones Nucleares (CERN), ha sido elegido para presidirlo en compañía de dos vicepresidentes: Khaled Toukan, Ministro de Educación de Jordania, y Dincer Ulku, profesor de la Universidad turca de Hacettepe.

Un estudio sobre la viabilidad del proyecto ha puesto de manifiesto el provecho que sacarían de la utilización de una fuente de radiaciones de sincrotrón los centenares de científicos que realizan investigaciones en el Oriente Medio. Otros muchos científicos oriundos de esta región y emigrados al extranjero están utilizando las instalaciones existentes en Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo.

Los elementos del acelerador BESSY I ya se han expedido a Jordania y serán objeto de mejora y modernización en breve plazo. Se han organizado 6 talleres sobre ciencias y técnicas en el Oriente Medio y unos 30 expertos e ingenieros de esta región han acudido a centros de radiaciones de sincrotrón de Europa y Estados Unidos para asistir a cursos de formación que, a veces, han durado dos años. Todas estas actividades han sido financiadas conjuntamente por los miembros del Consejo Provisional del proyecto, la UNESCO, algunos laboratorios europeos y estadounidenses de radiaciones de sincrotrón, el Organismo Internacional de Energía Atómica, el Departamento de Energía de los Estados Unidos y la Sociedad Japonesa para el Fomento de la Ciencia.



 
Autor(es) UNESCOPRESS
Fuente Artículo N°01 - Febrero de 2003
Sitio Web (URL)
Generic Field
Arabic
Contacto editorial: Formosa-Gauci, C. - Teléfono: +33 (0)1 45 6 8 39 31
- Email c.formosa-gauci@unesco.org
Fecha de publicación 04 Feb 2003
© UNESCO 1995-2007 - ID: 9176