Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
Romper el silencio que pesa sobre la trata negrera

16-08-2002 10:00 pm París - El 23 de agosto, Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición, se celebra este año en un nuevo contexto. En efecto, el hecho de que en 2001 se reconociera internacionalmente que el comercio transatlántico de esclavos había constituido un crimen contra la humanidad, permitió abrir una brecha en la muralla de silencio erigida para ocultar la mayor deportación de la historia de la humanidad. Ha llegado el momento de la reparación histórica y moral de ese crimen. Cuando las aulas se abran de nuevo próximamente, un centenar de escuelas de África, Europa, las Américas y el Caribe ensayarán un nuevo programa de estudio creado en el contexto del proyecto “Romper el silencio”, iniciado por la UNESCO en 1998. Según Elizabeth Khawajkie, coordinadora internacional de la Red del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO que agrupa a 7.000 escuelas de 171 países, “aunque la trata negrera provocó el desplazamiento forzoso de población más importante de todos los tiempos, es un capítulo de la historia de la humanidad que en gran parte se ha ocultado, sobre todo en los manuales escolares”. El Proyecto “Romper el silencio” se ha asignado el objetivo de colmar esta laguna, sensibilizando a los jóvenes al tema de la trata negrera. Este proyecto, que forma parte de otro iniciado por la UNESCO en 1994 con el nombre “La Ruta del esclavo”, contribuye a la divulgación de conocimientos sobre la trata negrera, centrándose especialmente en la enseñanza secundaria.

A largo plazo, “Romper el silencio” tiene por objetivo lograr que en los programas de enseñanza del mundo entero figure “la tragedia de proporciones y duración más ingentes de la historia humana”, tal como la ha calificado el historiador francés Michel Deveau. En la primera etapa de este proyecto se creó una red triangular denominada “Red sobre la trata transatlántica de esclavos”, que vincula a un centenar de escuelas de los tres continentes interesados por esta cuestión.

El proyecto, que está iniciando ahora su segunda etapa, va precisando sus metas. Cuando se reanuden próximamente las clases, las escuelas de la red ensayarán un nuevo programa educativo ideado por Hilary McD. Beckles de la Universidad “West Indies” (Barbados) que se presenta en forma de trilogía: Voces de esclavos, Viajes de esclavos y Visiones de esclavos. Los dos primeros volúmenes se han publicado en español, francés e inglés, y están a disposición de los alumnos en las escuelas, mientras que el tercero se halla actualmente en preparación. Dudú Gaye, profesor de Historia en el Liceo técnico comercial Maurice Delafosse, en Dakar (Senegal), estima que la trilogía “es un magnífico instrumento de trabajo porque, a pesar de que el tema de la trata negrera, tan apasionante para nuestros alumnos, siempre había figurado en nuestros programas escolares, no contábamos con documentos suficientes para enriquecer nuestra labor docente.”

Voces de esclavos es una compilación de testimonios conmovedores que permitirá a los profesores dejar de lado los métodos pedagógicos manidos para transmitir a sus alumnos la experiencia de la trata, tal como la vivieron los propios esclavos. Además de presentar numerosos documentos básicos de la abolición de la trata y gran cantidad de poemas en los que se llama a los esclavos a rebelarse, este volumen contiene veinte relatos de las vidas de personajes excepcionales, entre los que destacan: Zamba, príncipe del Congo que se vio reducido a la cautividad después de haber hecho fortuna vendiendo esclavos; Marie Prince, la primera negra de las Antillas británicas que se libró de la esclavitud y publicó una autobiografía; Bukman, jefe famoso de una rebelión y precursor de la revolución haitiana; Phillis Wheatley, esclava poetisa que fue la primera en publicar una antología de su obra en los Estados Unidos; Nat Turner, dirigente de la rebelión de esclavos más conocida de los Estados Unidos, que estalló el 21 de agosto de 1831; Toussaint L’Ouverture, líder de la insurrección desencadenada el 23 de agosto de 1791 en la isla de Santo Domingo, hoy compartida por Haití y la República Dominicana.

La UNESCO ha querido rendir tributo a la lucha de los esclavos por su liberación proclamando, en 1997, el 23 de agosto Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición. En su mensaje de este año, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, subraya que: “Este Día brinda la ocasión de institucionalizar la memoria, de impedir el olvido, de expiar de algún modo este crimen contra la humanidad, de recordar una tragedia durante largo tiempo ocultada o mal conocida, y volver a otorgarle el lugar que le corresponde, habida cuenta de su carácter universal, en la conciencia de los hombres”.

En los 13 capítulos del segundo volumen, Viajes de esclavos, se exponen las causas, modalidades y consecuencias de la trata negrera. Este volumen cuenta además con dos cronologías relativas al desarrollo de la trata y al proceso de su abolición, y contiene numerosos gráficos sobre las cantidades de esclavos deportados por región y época, las pérdidas y ganancias por cargamento, la mortalidad de los esclavos, su precio, etc. Asimismo, ofrece consejos de índole pedagógica sobre los conceptos que se han de ampliar, los métodos de enseñanza, las actividades escolares, etc., y posee una importante bibliografía. Habida cuenta de la abundancia de textos que presenta y del hecho de que yuxtapone argumentos que suelen ser contradictorios, Viajes de esclavos permite a los alumnos efectuar la distinción entre la esclavitud no racial, que existió desde la más remota antigüedad, y la esclavitud de los negros que condujo a la cosificación de millones de seres humanos. Buena prueba de ello es que en Las Siete Partidas (España), el Código Negro (Francia) y el Código de los Esclavos de las Islas Barbados (Reino Unido) se garantiza a los amos de esclavos el derecho a poseer seres humanos en propiedad privada. Mientras que en el código británico se definía a los africanos como “vulgares paganos”, de “malos instintos naturales”, “ completamente inaptos para ser regidos por las leyes, usos y costumbres [de la] Nación inglesa”, en el código francés “se precisaba la cantidad de víveres y ropas que un esclavo estaba autorizado a poseer y, aunque se excluía la utilización de la tortura, en su Artículo 42 se facultaba a los amos para encadenar o azotar a sus esclavos”.

Con un estilo sucinto y didáctico, las 150 páginas de Viajes de esclavos ponen al alcance de los jóvenes los múltiples aspectos de la trata, que a finales del siglo XVIII se convirtió en la mayor empresa comercial de las dos orillas del Atlántico. Se trataba de una empresa con grandes riesgos, habida cuenta de que la mercancía humana almacenada en las “tumbas flotantes” era “fácilmente perecedera” como lo muestra el hecho de que el 10% nunca llegó a su destino en el Nuevo Mundo. Hoy en día, los descendientes de los supervivientes suman cien millones. A pesar de su emancipación “siguen marginados económicamente y son objeto de discriminación en muchas regiones de América y Europa”. En Viajes de esclavos se precisa que todavía distan mucho de haber desaparecido las secuelas de la trata negrera – entre otras, el racismo – y se dedican dos capítulos importantes a sus repercusiones en África y en los países occidentales.

El sistema de explotación masiva de esclavos africanos, que se ha calificado de “factor de impulso de un desarrollo económico duradero en Europa”, sirvió de cimiento para el desarrollo fulgurante no sólo de las ciudades portuarias europeas dedicadas a la trata negrera (Liverpool, Bristol, Nantes, Bordeaux, La Rochelle…), sino también de las regiones situadas tierra adentro. El historiador caribeño Eric Williams considera que la trata transatlántica “fue una importante fuente de energía que sirvió para propulsar la Revolución Industrial en Inglaterra”, y Franklin W. Knight de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) afirma que sin esa trata “nunca se habría plasmado en la realidad el valor económico potencial de las Américas”.
En cambio, sus repercusiones económicas y sociales fueron devastadoras en África, donde aplastaron del potencial económico, deformaron los sistemas políticos, socavaron de las prácticas éticas y cívicas, y agotaron los recursos humanos. Aún hoy en día “se ven las huellas de las destrucciones y fugas masivas de habitantes provocadas por la trata de negros, [y] una larga faja de tierras sin cultivar se extiende a través de los territorios de Ghana, Togo, Dahomey y Nigeria, es decir los principales centros de abastecimiento de cautivos del África Occidental”.

Considerando que la trata negrera ha sido una de las causas principales del subdesarrollo de África, los Jefes de Estado de este continente reclamaron reparaciones materiales y financieras en la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, que se celebró del 31 de agosto al 8 de septiembre en Durban (Sudáfrica).

Pierre Sané, Subdirector General de Ciencias Sociales y Humanas de la UNESCO, ha dicho lo siguiente a este respecto: “Aunque se haya reconocido implícitamente en Durban la obligación de reparar, los países implicados históricamente en la esclavitud y el colonialismo se negaron a presentar excusas porque esto podría acarrear diligencias judiciales”. Pese a estar en desacuerdo sobre la cuestión de las indemnizaciones materiales, los 170 Estados representados en Durban llegaron a un consenso sobre las reparaciones históricas y morales. Sobre este particular, Pierre Sané ha dicho: “Reconocer la condición de víctimas a los que fueron objeto de ese comercio, es decir a los africanos, permite por fin a sus descendientes erguir la cabeza, y también permite que los descendientes de los que perpetraron el crimen acaben con el silencio. Este reconocimiento internacional facilitará por lo menos una reparación por lo que respecta a la memoria histórica, lo cual no sólo supone que se abran los archivos, sino también que se vuelva a escribir ese siniestro capítulo de la historia y se enseñe en las aulas. Si los países interesados aplican realmente las recomendaciones de Durban, se habrá dado un paso gigantesco hacia la liberación del pasado. La concienciación que este proceso va a suscitar permitirá que las generaciones venideras se planteen de manera diferente la cuestión de las reparaciones”.

***

El texto íntegro del Mensaje del Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, con motivo del Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición, está disponible en la siguiente dirección: http://www.unesco.org/bpi/fr/pis/

Con motivo del Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición, Anti-Slavery International (Royaume-Uni), abre, el 23 de agosto 2002 , un nuevo sitio web acerca de la trata de esclavos y de la esclavitud que forma parte del proyecto “Romper el silencio” de la UNESCO. Para visitar este sitio: http://www.antislavery.org/breakingthesilence

En su 31ª Reunión, en 2001, la Conferencia General dela UNESCO invitó a la Asamblea General de las Naciones Unidas a proclamar el año 2004 “Año Internacional de Conmemoración de la Lucha contra la Esclavitud y de su Abolición”

Para más información, diríjanse a:

Jasmina Sopova
Oficina de Información Pública
Sección Editorial :
Teléfono: +33 (0) 1 45 68 17 17
Correo electrónico: j.sopova@unesco.org

“Red sobre la trata transatlántica” http://www.unesco.org/education/asp

“La Ruta del Esclavo”
http://www.unesco.org/culture/dialogue/slave/html_fr/index_fr.shtml

Visita virtual a la isla de Gorea
http://webworld.unesco.org/goree/fr/visit.shtml


Red sobre la trata transatlántica
La Ruta del Esclavo
Visita virtual a la isla de Gorea

Fuente Artículo No.17-2002
Autor(es) UNESCOPRESS


 ID: 5653 | guest (Leer) Updated: 17-01-2005 1:37 pm | © 2003 - UNESCO - Contact