UNESCO Banner

SERVICIOS

Es urgente invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural, según un reciente informe de la UNESCO

París, 20 de octubre –

Es urgente invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural, según un reciente informe de la UNESCO

Las empresas que invierten en la diversidad cultural, ya sea en el plano de la gestión, de los recursos humanos o del marketing, pueden sacar un beneficio económico de esa inversión. Esta es una de las conclusiones a las que se llega en el Informe Mundial de la UNESCO titulado "Invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural", presentado el 20 de octubre en la sede de la Organización.

Este informe mundial aspira a convertirse en un elemento de referencia en el ámbito la diversidad cultural. Reducida con demasiada frecuencia a la mera protección del patrimonio en peligro, la diversidad cultural no sólo guarda también una relación íntima con el fomento de las competencias interculturales, la búsqueda de un antídoto contra el “ensimismamiento identitario”, la prospección de nuevas formas de gobernanza y la impulsión del ejercicio efectivo de los derechos humanos universalmente reconocidos, sino que además constituye un medio para reducir los desequilibrios en el comercio mundial de la creación.

En efecto, las industrias de los medios de comunicación e información y de la cultura representan más del 7% del Producto Interior Bruto mundial y proporcionan ingresos que ascienden a 1,3 billones de dólares aproximadamente, esto es, el doble que los ingresos generados por el turismo internacional, que se elevan a unos 680.000 millones de dólares. Ahora bien, en lo que respecta a África, su participación en el comercio mundial de la creación sigue siendo muy marginal –menos del 1% de las exportaciones– pese a que este continente no carece en absoluto de talentos. El informe recalca que para mejorar esta situación es urgente invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural.

“La cultura es la gran olvidada de los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, deplora el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, antes de agregar que “en un mundo como el de nuestros días, sujeto a mutaciones culturales de toda suerte, es apremiante acompañar los cambios y velar por que no generen más vulnerabilidad en quienes están ya mal pertrechados para afrontarlos”.

Las diez recomendaciones formuladas en el informe sobre la manera de invertir en la diversidad cultural van todas en este sentido. El informe propone, entre otras cosas, la creación de “un Observatorio Mundial de las repercusiones de la mundialización en la diversidad cultural”, el establecimiento de “un mecanismo nacional de seguimiento de los aspectos de las políticas públicas relacionados la diversidad cultural” y la aplicación de “políticas lingüísticas nacionales para salvaguardar la diversidad lingüística y promover el plurilingüismo a la vez”.

Asimismo, el informe propone la adopción de nuevas estrategias para facilitar el diálogo intercultural, mejorar la pertinencia de los contenidos de la educación, contrarrestar la difusión de estereotipos en los medios de comunicación e información y propiciar los intercambios de producciones artísticas y la circulación de los artistas.

Destinado al mundo universitario y al público en general, el informe esboza una nueva visión de la diversidad cultural centrada en el dinamismo de ésta y en la necesidad de luchar contra la propagación de un “analfabetismo cultural” impulsada por la aceleración de las transformaciones sociales.


***

Algunos datos:

Se estima que en el mundo se hablan hoy entre 6.000 y 8.000 lenguas, lo cual puede darnos una idea de la magnitud de la diversidad cultural, aunque una lengua no se corresponda forzosamente con una cultura, ya que varias culturas pueden hablar una misma lengua y en el seno de una misma cultura se pueden hablar lenguas diferentes.

En el comercio mundial de la creación se dan desequilibrios muy considerables. Por ejemplo, la participación de África en el comercio mundial de la creación sigue siendo muy marginal –menos del 1% de las exportaciones– pese a que este continente no carece en absoluto de talentos.

La gran mayoría de los 75 millones de niños que no estaban escolarizados en 2006 –de los cuales 55% eran niñas– pertenecen a “minorías” culturales, pueblos indígenas o poblaciones nómadas.

La mitad de las lenguas censadas en el mundo las hablan comunidades lingüísticas que cuentan con menos de 10.000 personas.

En el año 2000, 53% de los usuarios de Internet eran de habla inglesa. En 2009, esa proporción ha disminuido hasta 29% solamente.

Las exportaciones de productos culturales y mediáticos de los países en desarrollo aumentaron considerablemente en el periodo 1996-2005, pasando de 51.000 a 274.000 millones de dólares, lo cual es revelador del surgimiento de una “contracorriente” que tiende a reducir la hiperconcentración del sector de los medios de comunicación e información.

La artesanía y el turismo constituyen fuentes importantes de ingresos para los países en desarrollo. En Marruecos, por ejemplo, estos dos sectores de actividad representan más de 25% del Producto Interior Bruto del país.

El comercio equitativo ha experimentado un crecimiento acelerado: 40% de aumento por término medio en los cinco últimos años.

  • 20-10-2009

Véase también:

Europe and North America Latin America and the Caribbean Africa Arab States Asia Pacific