Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
Una misión de la UNESCO informa sobre los daños causados por la guerra en el patrimonio cultural de Líbano
Contacto audiovisual: Ariane Bailey, Fotos, tél. +33 (0)1 45 68 16 86 - Email

18-09-2006 4:25 pm Una misión de expertos* enviada a Líbano por la UNESCO para evaluar el estado de los sitios del patrimonio cultural del país pidió hoy que se tomen medidas urgentes para limpiar la marea negra que afecta a edificios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial situados en la costa de Biblos. La misión constató también que, de manera general, los componentes más representativos del patrimonio cultural libanés no han sufrido por el reciente conflicto. Los expertos presentaron sus conclusiones en una conferencia de prensa celebrada este lunes en la sede de la Organización en la que intervinieron Françoise Rivière, Subdirectora General de la UNESCO para la Cultura, y Mounir Bouchenaki, Director General del Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM), director de la misión que recorrió Líbano del 10 al 15 de septiembre.

A pesar de que los daños causados por la guerra son limitados, la misión identificó varios lugares que requerirán atención para salvaguardar y revitalizar el patrimonio que albergan.

Los daños más serios son los sufridos por el sitio de Biblos, inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial, afectado por un derrame de petróleo procedente de la planta de producción eléctrica de Jiyeh. Este derrame, según Mounir Bouchenaki, plantea un problema ecológico para una amplia área del Mediterráneo Oriental. Bouchenaki recalcó la necesidad de limpiar de manera urgente y a mano las piedras de los cimientos de las dos torres medievales del puerto de Biblos y otros vestigios arqueológicos que bordean la costa. Según él, para llevar a cabo esta operación se precisarán 25 personas que trabajen durante ocho a diez semanas tras realizar previamente un cursillo de aprendizaje de una semana. Bouchenaki estimó que esta operación costará alrededor de 100.000 dólares.

El hipódromo romano y el Arco de Triunfo, los dos elementos más significativos de Tiro, otro de los sitios del patrimonio mundial, no sufrieron daño algo, agregó Bouchenaki, pero los frescos de un túmulo romano del sitio se despegaron parcialmente, probablemente debido a las vibraciones causadas por los bombardeos cercanos, y requieren una restauración urgente.

El sitio de Baalbek, también inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, no sufrió tampoco daños, exceptuando la caída de uno de sus bloques de piedra. Los templos de Baco y de Júpiter, en Baalbek, presentan fisuras en algunos dinteles y es posible que algunas columnas se hayan espaciado debido a las vibraciones causadas por los bombardeos.
Ambos templos deberán ser estudiados más detenidamente, agregó Bouchenaki, que precisó que la misión constató también que el zoco y algunas casas del centro histórico de Baalbek, fuera de la zona inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial, sí sufrieron bombardeos.

Al sur de Baalbek, el sitio de Anjar, del patrimonio mundial, y sus vestigios del periodo omeya no sufrieron daños, pero se encuentran en un estado de conservación que deja bastante que desear.

La misión visitó también la Ciudad Vieja de Sidón y el templo cercano de Echmun, dos sitios que Líbano desea presentar al Comité del Patrimonio Mundial para su futura inscripción en la Lista, y halló asimismo que no han sufrido daño alguno.

Bouchenaki mencionó varias medidas necesarias a largo plazo para preservar el patrimonio cultural libanés: colocar equipamiento fotogramétrico que permita detectar fisuras en varios sitios; ayudar al Departamento de Antigüedades de Líbano a desarrollar sus recursos humanos para mejorar la salvaguardia y la gestión de los sitios del patrimonio cultural; realizar un ‘mapa de riesgo’ en el que se identifiquen los bienes culturales con fragilidades estructurales serias; y emprender medidas para consolidar las estructuras más gravemente amenazadas.

Por su parte, la Subdirectora de Cultura de la UNESCO destacó la importancia de la cultura como cimiento de la cohesión social en Líbano y destacó la importancia del patrimonio cultural como símbolo de la diversidad y de la tolerancia del país.

Françoise Rivière mencionó los esfuerzos realizados por la UNESCO, incluso durante la contienda, para recordar a los beligerantes su obligación de no atacar el patrimonio cultural protegido por la Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado (1954), de la que tanto Líbano como Israel son Estados Partes.

Rivière anunció también que el Fondo del Patrimonio Mundial dedicará 70.000 dólares a medidas urgentes en favor del patrimonio cultural de Líbano. A esta suma inicial se unirán más fondos que se espera recaudar para contribuir a revitalizar el patrimonio cultural del país.

Por último, la UNESCO se dispone a enviar otra misión multidisciplinaria a Líbano que evaluará otros modos posibles en que la Organización puede contribuir a la reconstrucción del país en los ámbitos de la cultura, la educación, la ciencia y la comunicación, todo ello en el marco del Plan de Naciones Unidas para el Líbano.

Los medios disponen de fotografías y material de vídeo grabado durante la misión

* Mounir Bouchenaki, Director General del Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM), Alain Bouineau, profesor emérito de la Universidad de Saint Etienne, Francia; Giorgio Croci, profesor de la universidad de La Sapienza, en Roma, Italia; Véronique Dauge, Jefa de la Unidad para los Estados Árabes en el Centro del Patrimonio Mundial de l aUNESCO, Joseph Kreidi, Oficial de Cultura de la Oficina de la UNESCO en Beirut, Tamara Teneishivili, Especialista de Programa de Cultura de la Oficina de la UNESCO en Beirut.


Más información



Fuente Comunicado de prensa N°2006-115
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 34765 | guest (Leer) Updated: 18-09-2006 3:57 pm | © 2003 - UNESCO - Contact