Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
El sistema de alerta contra los tsunamis en el Océano Índico da prioridad absoluta a la preparación en el plano nacional
Contacto editorial: Sue Williams, Sección de Relaciones con la Prensa, tel. +33 (0)1 45 68 17 06, móvil +33 (0)6 15 92 93 62 - Email
Contacto audiovisual: Carole Darmouni, Sección Audiovisual, tel. +33 (0)1 45 68 17 38 - Email

31-07-2006 7:00 pm Los países del Océano Índico deben dar prioridad a la tarea de ayudar a las poblaciones costeras a que se protejan de forma autónoma en caso de alerta contra un tsunami, declararon los participantes en la tercera reunión del Grupo Intergubernamental de Coordinación para el Sistema de Alerta contra los Tsunamis y Atenuación de sus Efectos en el Océano Índico, que inició hoy sus trabajos. “Un seísmo que se produzca en las proximidades del litoral puede provocar el desencadenamiento de un tsunami que llegue a las costas en el espacio de unos pocos minutos, antes de que pueda darse la alarma oficialmente”, dijo Patricio Bernal, Secretario Ejecutivo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI), que es la organizadora de la reunión.

“En un caso semejante, no se dispone de tiempo para que las estaciones de medición del nivel de mar corroboren la información y, por lo tanto, las autoridades encargadas de la aplicación de las medidas de atenuación de desastres tendrán que afrontar la peor de las hipótesis: actuar casi de forma instantánea, disponiendo de información incompleta”, agregó el Secretario de la COI.

La reunión se ha celebrado apenas dos semanas después del tsunami sobrevenido en el este de Java, que ha ocasionado la muerte de varios centenares de personas y ha destruido los hogares de varias decenas de miles de habitantes de la región. Este trágico acontecimiento –dijo Patricio Bernal– ha puesto de manifiesto cuán urgente es la mejora de las capacidades en materia de alerta y reacción contra los tsunamis, tanto en el plano local como en el nacional.

Aunque se han logrado progresos considerables en el establecimiento del sistema de alerta que hacen que, hoy en día, éste sea capaz de suministrar información sobre los seísmos y tsunamis en tiempo real, una gran parte de los 28 países de la región del Océano Índico todavía no dispone in situ de la capacidad necesaria para propagar rápidamente esa información entre las poblaciones costeras.

Bill Clinton, ex Presidente de los Estados Unidos de América y Enviado especial de las Naciones Unidas para la recuperación de los países afectados por el tsunami, se hizo eco de las observaciones formuladas por Patricio Bernal. En efecto, en un mensaje dirigido a los participantes señaló las dificultades con que tropieza “el último eslabón de la cadena de los sistemas de alerta a nivel nacional”.

“La sensibilización del público, la educación y la preparación de las poblaciones contra los desastres son fundamentales para lograr que los sistemas de alerta sean eficaces”, declaró Bill Clinton en su mensaje.

Por su parte, el Ministro de Ciencia y Tecnología de Indonesia, Kusmayanto Kadiman, destacó cuán importante es crear sistemas nacionales de respuesta a los tsunamis para que “ la información adecuada llegue al lugar adecuado y en el momento adecuado”. Kusmayanto Kadiman exhortó a los países de la región a utilizar a todos los medios a su alcance para conseguir esto, comprendida la utilización de los altavoces de las mezquitas y las campanas de las aldeas, allí donde existan. Las tecnologías avanzadas no pueden de por sí solas solucionar todos los problemas, en particular en las zonas costeras apartadas.

Este objetivo se ha convertido en la máxima prioridad del Grupo Intergubernamental de Coordinación que, en el transcurso de los días venideros, examinará los medios para alcanzarlo.

Desde diciembre de 2005, este sistema abarca 24 de los 28 centros nacionales operacionales. Estos centros de información sobre los tsunamis pueden recibir y difundir durante las 24 horas del día, sin interrupción, las alertas procedentes del centro de Tokio (Organismo Meteorológico del Japón) y del instalado en Hawai (Centro de Alerta contra los Tsunamis en el Pacífico). El funcionamiento de todos esos centros se ha probado en varias ocasiones mediante la realización de simulacros de alertas.

El sistema cuenta también con una red sismográfica perfeccionada, compuesta por 25 nuevas estaciones conectadas en tiempo real con centros de análisis, y también con una red de 23 nuevas estaciones de medición del nivel del mar que transmiten asimismo información en tiempo real.

Actualmente, se están probando tres sensores de presión en aguas profundas (DART) que permiten efectuar evaluaciones y transmitir información sobre los tsunamis. Uno de ellos ha sido instalado por Malasia y los dos restantes por Alemania. A los datos que estos instrumentos suministran vienen a añadirse los proporcionados por las estaciones sismográficas de la red de la Comisión Preparatoria de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

El Grupo Intergubernamental de Coordinación está integrado por representantes de todos los países del Océano Índico. Su labor consiste en supervisar el establecimiento del Sistema de Alerta contra los Tsunamis y Atenuación de sus Efectos en el Océano Índico. La Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la UNESCO se encarga de desempeñar la función de Secretaría de este sistema.






Fuente Comunicado de prensa N°2006-89
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 33999 | guest (Leer) Updated: 02-08-2006 10:27 am | © 2003 - UNESCO - Contact