Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Afro@digital, un documental africano sobre la revolución numérica en África

París - La revolución de las nuevas tecnologías de la información en varios países africanos, a pesar de la brecha digital entre el Norte y el Sur, es una realidad cotidiana, repleta de ejemplos originales de usos del Internet, los teléfonos móviles y las cámaras de video numéricas. Esto es lo que muestra el realizador Balufu Bakupa-Kanyinda (*) en su nueva película Afro@digital (**), un documental de 52 minutos sobre las promesas de las nuevas tecnologías de la información en Africa producido por la UNESCO.

“Hace unos seis años, cuando iba a filmar a un país africano –comenta el cineasta congoleño– quedaba aislado del mundo y tenía que hospedarme en un hotel cuatro estrellas para poder tener acceso a un teléfono. Todavía hoy hay gente que lleva esperando desde hace 20 años una línea de teléfono fija. Pero miles de africanos han tenido acceso en los últimos años a los teléfonos móviles y tienen de repente la posibilidad de comunicarse con el resto del mundo. Este fenómeno es muy importante en términos de desarrollo de todo el continente”.

Las estadísticas miden el retraso alarmante del continente africano en términos de acceso a las nuevas tecnologías de la información, pero no registran los usos originales que destaca el cineasta Balufu Bakupa-Kanyinda, cuyo documental será presentado durante el MITIL (Mercado Internacional de Televisiones y Radios Independientes y Locales), que se llevará a cabo entre el 12 y el 15 de junio en Vevey (Suiza).

En Afro@digital, un marabout explica que ya no responde las consultas de los africanos que viven en el extranjero por carta, sino con el teléfono móvil del que no se desprende durante toda la entrevista. Algunos de esos jefes espirituales africanos utilizan incluso el correo electrónico para comunicar sus consejos, lo que les permite transmitir en segundos las respuestas que antes tomaban varias semanas en llegar a las manos de sus destinatarios.

Otro ejemplo elocuente de este fenómeno es el auge de los “cybercafés”. En el documental se observan imágenes de uno de estos lugares, repleto de jóvenes enviando correos electrónicos y navegando por la Red. Conocidos como “cybertés” en Mauritania, estos Telecentros se han multiplicado en varios países africanos. En Bamako, la capital de Malí, los cybercafés pasaron de uno a cien en un año. Balufu Bakupa-Kanyinda agrega: “En el documental entrevistamos a Oumou Sy, una modista senegalesa que abrió el primer cybercafé en Dakar, uno de los primeros de Africa. A través de su sitio Internet (www.metissacana.sn), ella creó una boutique virtual y puede vender sus vestidos en Tokio y sus joyas en Nueva York. Es como si hubiera abierto almacenes en todas las ciudades del mundo”.


Si bien el número de usuarios que tienen acceso a Internet en Africa es hoy en día irrisorio –en 2000, solo 0,4 % de los habitantes del Africa sub-sahariana utilizaban Internet – y los obstáculos futuros enormes –para conectar al 1% de la población africana a Internet, un investigador calcula que se necesitarían 60.000 millones de dólares (***)–, el fenómeno de los cybercafés revela que el impacto de las nuevas tecnologías de la información en ese continente hay que buscarlo en otros ámbitos. No solo contar el número de ordenadores conectados, sino también tener en cuenta aquellas personas que se las arreglan con pocos recursos. Numerosos analfabetos, por ejemplo, recurren a intermediarios para que les escriban sus mensajes.

A pesar de los obstáculos que rodean el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información en Africa, Balufu Bakupa-Kanyinda es optimista: “Los africanos tienen una gran capacidad para utilizar las nuevas tecnologías de la información cuando tienen acceso a ellas. En pueblos de Senegal y Congo hay cada vez más personas que pueden conectarse a Internet utilizando un ordenador portátil y un teléfono móvil. Es cierto que por el momento existe en Africa una brecha entre las infraestructuras y las nuevas tecnologías de la información, pero estoy seguro de que esto va a cambiar”, precisa.

El propio Balufu Bakupa-Kanyinda no hubiera podido realizar su película –60 horas de filmación en ocho países africanos y 30 entrevistados–, si no hubiera sido por la aparición de nuevas cámaras numéricas más livianas y cuatro veces menos costosas. “Con una pequeña cámara numérica de calidad profesional pudimos filmar la celda del ex presidente sudafricano Nelson Mandela en Robben Island como si fuéramos turistas. Además, las personas que entrevistamos se sienten en confianza, menos intimidados que con una cámara 16 mm. Las cámaras numéricas nos van a permitir recrear la memoria colectiva africana”.

El documental Afro@digital revela que ya se están produciendo algunos progresos en ese sentido. Según el cineasta, “hay que hacer el esfuerzo de apartarse de la mirada catastrofista y estereotipada que predomina cuando se habla de nuevas tecnologías de la información en el continente africano”.



(*) Balufu Bakupa-Kanyinda nació el 30 de octubre de 1957 en Kinshasa. Ha realizado estudios de sociología, historia y filosofía, ha vivido en Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Sus dos películas de ficción más premiadas han sido “Le Damier Papa National Oyé” y “Artículo 15 Bis”.

(**) Afro@digital, Francia, 2002, documental, 52 minutos, Akangbé Productions y Dipanda Yo films, con el apoyo de la UNESCO, el CNC, el AIF.

(***) Michel Berne: «L'année 2000 : Télécom, Electronique, Informatique, Médias, Internet», página 67, Evry 2001. Publicación del OSTIC, Observatoire des Stratégies et Technologies de l'Information et de la Communication, grupo de investigación del Institut National des Télécommunications.

***

Para obtener información:
Asbel López
Oficina de Información Pública - Sección editorial
Correo electrónico: a.lopez@unesco.org
Tel: 33 1 45 68 47 27
Fax: 33 1 45 68 57 47



 
Autor(es) UNESCOPRESS
Fuente Artículo No.11-2002
Fecha de publicación 10 Jun 2002
© UNESCO 1995-2007 - ID: 3303