Bienvenido
Acerca de Servicio de prensa Programa Recursos documentales La UNESCO en el mundo
unesco.org Director-General of UNESCO
EnglishFrançais
Inicio Contacts ImprimirEnviar
DISCURSOS
Discursos recientes
Búsqueda | Archivo
FLASH INFO
Últimos
Archivo
COMUNICADOS DE PRENSA
Comunicados recientes
Archivo
MENSAJES
Mensajes recientes
Archivo
UNESCO.ORG es también:
Conferencia General
Consejo Ejecutivo
Organigrama
Education
Ciencias Naturales
Ciencias Sociales & Humanas
Culture
Communication/Information
Servicio de prensa
La UNESCO en el mundo

 

 

 

 

 


Mensaje del Sr. Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de la Poesía 2006, 21 de marzo de 2006

17-03-2006 - El mundo cambia constantemente, en el tiempo y el espacio, día a día y de un sitio a otro. Los seres humanos no somos la excepción porque también estamos en perpetua transformación.

Para empezar, nuestra vida individual es un ejercicio de adaptación. A través de las colectividades, los pueblos y las sociedades, las culturas y civilizaciones cambian a lo largo de la Historia. Los seres humanos somos agentes dinámicos del cambio: transformamos nuestro entorno y, al hacerlo, nos transformamos a nosotros mismos, poniendo así en tela de juicio la noción sencilla de una naturaleza humana fija e inmutable. No obstante, la condición humana persiste con tenacidad y cuando, a través del tiempo y la distancia, nos reconocemos en otros seres y ellos se reconocen en nosotros, ¿no estamos a la vez reconociendo que algo ha permanecido? ¿Hay algo que pueda dar razón simultánea del cambio y la inmutabilidad?

Por supuesto que sí. Ese algo es la poesía. Nuestras lenguas son, por supuesto, diferentes, como diversas son las maneras en que colocamos las palabras, frases y oraciones, así como la forma y la métrica de nuestros versos. Pero a través de sus modos y ritmos múltiples, la poesía nos remite al diálogo entre el cambio y la permanencia en la vida misma.

Mediante el lenguaje, expresamos nuestras distintas creencias, valores y experiencias. La pluralidad de ese río de identidades constituye la humanidad. La poesía es un puente entre personas y grupos, que nos ayuda a comprendernos mutuamente y a entendernos a nosotros mismos. La poesía expresa -a veces de manera sencilla, otras con honda complejidad- nuestros temores, esperanzas, anhelos y presentimientos. En sus más eximias manifestaciones, la poesía es capaz de revelar verdades que captan la esencia de nuestra común humanidad y su belleza nos recuerda las cumbres artísticas que la especie es capaz de alcanzar.

Este año, conmemoramos el centenario del nacimiento de un gran filósofo-poeta, Léopold Sédar Senghor, que escribió esta frase: “Basta con nombrar algo para que bajo el signo empiece a surgir el significado”. La poesía es una excelente manera de nombrar el mundo, dar cuenta de sus rasgos permanentes y de sus transformaciones, en formas que deleitan al espíritu. Que el Día Mundial de la Poesía nos traiga a la memoria esta mágica capacidad, en todas sus modalidades.


Fuente La Porte-parole

 
 
 
 
 

 

 

 

guest (Leer)
Acerca de
Descargo de responsabilidad - Protección de datos personales - ID: 32198