Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial entrará en vigor el 20 de abril

20-01-2006 6:00 pm Treinta Estados han ratificado ya la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural e inmaterial, aprobada en octubre de 2003 por la Conferencia General de la UNESCO, con lo cual entrará en vigor el 20 de abril de 2006, esto es tres meses después del depósito del trigésimo instrumento de ratificación. Los Estados que han depositado ese instrumento son: Argelia, Mauricio, Japón, Gabón, Panamá, China, República Centroafricana, Letonia, Lituania, Belarrús, República de Corea, Seychelles, República Árabe Siria, Emiratos Árabes Unidos, Malí, Mongolia, Croacia, Egipto, Omán, Dominica, India, Viet Nam, Perú, Pakistán, Bután, Nigeria, Islandia, México, Senegal y Rumania.
El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, se congratuló por la ratificación extraordinariamente rápida de este nuevo instrumento normativo, que va a entrar en vigor tan sólo dos años después de su aprobación por la Conferencia General. “Esta celeridad revela no sólo el inmenso interés que suscita el patrimonio inmaterial en el mundo entero, tanto en los países del Sur como en los del Norte, sino también la conciencia de la urgencia que reviste su protección internacional, habida cuenta de las amenazas que se ciernen sobre él a causa de los modos de vida contemporáneos y los procesos de mundialización. Era absolutamente indispensable colmar este vacío jurídico en un ámbito esencial de la diversidad cultural y ofrecer a las culturas vivas, legadas por la tradición, los medios de preservación adecuados”.

Esta Convención viene a complementar el dispositivo normativo de la UNESCO para la protección del patrimonio material y tiene por objeto contribuir a la salvaguardia de las tradiciones y expresiones orales –comprendidas las lenguas en su calidad de vectores del dicho patrimonio–, las artes escénicas, las prácticas sociales, los rituales, los acontecimientos festivos, los conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y las técnicas artesanales tradicionales.

Los Estados Parte en la Convención se comprometen a tomar las medidas necesarias para velar por la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial existente en sus territorios, así como a efectuar uno o varios inventarios de éste en colaboración con las comunidades y grupos que lo crean, mantienen y transmiten. A tal efecto, está previsto crear un mecanismo de cooperación y asistencia internacional.

La Convención se prevé la creación de dos listas: una Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad y otra Lista del patrimonio cultural inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia. La Convención prevé asimismo la creación de un Fondo para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, que se alimentará con los recursos procedentes de las contribuciones de los Estados Partes y con otras fuentes de financiación.

El órgano soberano de la Convención es la Asamblea General de los Estados Partes, que se reunirá por primera vez del 27 al 29 de junio próximos. Se encargará de su aplicación un Comité Intergubernamental integrado en un principio por representantes de 18 Estados Partes. Ese número se ampliará a 24 cuando la Convención sea ratificada por un total de 50 Estados. El primer Comité se elegirá en el transcurso de la primera reunión de la Asamblea General y celebrará su primera reunión el próximo mes de septiembre.

El patrimonio cultural inmaterial corre el riesgo de deteriorarse por doquier, e incluso de desaparecer en muchos casos. En espera de que se elaborase y entrase en vigor la Convención, la UNESCO había emprendido desde 2001 una acción de salvaguardia a corto plazo, efectuando ese mismo año y en 2003 y 2005 tres Proclamaciones de Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, que tuvieron por resultado la designación de un total de 90 obras maestras pertenecientes a 107 países, de los cuales 27 se han beneficiado ya del apoyo de la UNESCO para la elaboración y aplicación de planes de acción encaminados a salvaguardarlas.

Con arreglo a modalidades que se precisarán ulteriormente, el Comité Intergubernamental inscribirá las obras maestras del patrimonio oral e inmaterial de la humanidad en la Lista representativa del Patrimonio inmaterial de la humanidad, siempre y cuando dichas obras se encuentren en el territorio de los Estados Parte en la Convención.

* Sólo los Estados que hayan depositado su instrumento de ratificación en la UNESCO antes del 30 de marzo podrán participar en esta primera reunión de Estados Partes.






Fuente Comunicado de prensa N°2006-05
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 31424 | guest (Leer) Updated: 02-03-2006 1:28 pm | © 2003 - UNESCO - Contact