Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
Suecia es el primer Estado que ratifica la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte

25-11-2005 5:25 pm Suecia ha sido el primer Estado que ha ratificado la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte. Esta Convención, que fue adoptada por unanimidad en la Conferencia General de la UNESCO celebrada el pasado mes de octubre, es el único instrumento jurídico de carácter universal y vinculante que tiene por objeto erradicar el dopaje en las actividades deportivas. El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, saludó la rápida respuesta positiva de Suecia a la nueva Convención, que entrará en vigor un mes después de que haya sido ratificada por 30 Estados. El Sr. Matsuura pidió a los demás Estados que siguieran la misma vía.

“Suecia depositó los instrumentos de ratificación de la Convención el 9 de noviembre, es decir cuando apenas había transcurrido un mes desde su adopción. Algunos países más han manifestado su intención de ratificarla también lo antes posible, pero yo desearía instar a la totalidad de los Estados Miembros de la UNESCO a que lo hagan”, dijo el Director General, antes que añadir que “lo ideal sería que la Convención pudiese entrar en vigor antes de que se inauguren en Turín los Juegos Olímpicos de Invierno en el próximo mes de febrero”.

La nueva Convención brinda a los gobiernos un marco legal para la armonización internacional de los esfuerzos en la lucha contra el dopaje, un flagelo que burla los valores éticos y sociales del deporte y pone además en peligro la salud de los deportistas. No obstante, la nueva Convención va más allá de los meros controles y sanciones, incitando a los Estados Parte “a apoyar, diseñar o aplicar programas de educación y formación sobre la lucha contra el dopaje” para sensibilizar al público a los efectos negativos que éste tiene en la salud y los valores éticos del deporte, y también para informar sobre los derechos y responsabilidades de los deportistas y los procedimientos de control. Asimismo, en la Convención se invita a sus signatarios a promover “la participación activa de los deportistas y su personal de apoyo en todos los aspectos de la lucha contra el dopaje”.

En lo que respecta a los controles y sanciones, la nueva Convención prevé que todos los atletas del mundo se sometan a las mismas normas, sean examinados de forma regular y sean sancionados de la misma forma en caso de infracción. Asimismo, la Convención insta a los Estados Parte a adoptar medidas conformes a los principios enunciados por el Código Mundial Antidopaje de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), adoptado durante la Conferencia Mundial sobre el Dopaje celebrada en Copenhague en 2003.

El Código y las normas internacionales relativas a los aspectos técnicos y operativos (sustancias prohibidas, excepciones por motivos terapéuticos y laboratorios) establecen normas y procedimientos universales relativos a todos los aspectos del control antidopaje. Así, la Convención preconiza el establecimiento de un procedimiento que permita someter rápidamente a la aprobación de todos los Estados Parte una lista de sustancias prohibidas y de excepciones con fines terapéuticos a todos los Estados, que la AMA debe elaborar y actualizar periódicamente.

Además, los Estados Parte se comprometen a facilitar “la tarea de la AMA y otras organizaciones antidopaje […] en la ejecución de los controles a sus deportistas, durante las competiciones o fuera de ellas, ya sea en su territorio o en otros lugares”, así como “el transporte transfronterizo de muestras, de tal modo que pueda garantizarse su seguridad e integridad”. También se comprometen a facilitar oportunamente los desplazamientos internacionales de los equipos de control cuando éstos realicen las actividades que tengan encomendadas, así como a favorecer la cooperación entre los laboratorios de controles y reconocen “los procedimientos de control del dopaje de toda organización antidopaje y la gestión de los resultados de las pruebas clínicas, incluidas las sanciones deportivas correspondientes, que sean conformes con el Código”.

La Conferencia de las Partes es el órgano supremo de la Convención y se encarga de su aplicación. La AMA participa en la Conferencia en calidad de órgano consultivo invitado, mientras que la UNESCO asume la Secretaría de ésta.






Fuente Comunicado de prensa N°2005-145
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 30980 | guest (Leer) Updated: 25-11-2005 5:29 pm | © 2003 - UNESCO - Contact