Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La UNESCO clausura una Conferencia General intensa y productiva

21-10-2005 6:30 pm La 33ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, que se clausuró hoy en París, estuvo marcada por la adopción de tres textos normativos –la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte y la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos–, y al mismo tiempo por la reelección de Koichiro Matsuura como Director General. Una jornada de reflexión sobre la dignidad humana, dos mesas redondas ministeriales, una dedicada a la Educación para Todos (EPT) y otra a las Ciencias Fundamentales y una exposición sobre la EPT fueron otros de los actos de esta Conferencia General.fin_conference_300.jpg Órgano supremo de la UNESCO, la Conferencia General reúne cada dos años a los representantes de todos los Estados Miembros (191, con la reciente adhesión de Brunei-Darussalam). Cerca de 3.700 participantes, entre ellos ocho jefes de Estado y de Gobierno y más de 200 ministros1 asistieron a esta reunión, celebrada en la Sede de la Organización entre el 3 y el 21 de octubre.

El Presidente de la Conferencia General, Musa Bin Jafaar Bin Hassan (Omán) se congratuló por el espíritu de cooperación que ha caracterizado esta reunión. En su discurso de clausura, subrayó que no hay diferencias entre los individuos y que, durante decenios, la UNESCO se ha mantenido fiel a este valor a través de todos los cambios históricos. “Este valor sigue vigente y vamos a seguir adelante para que la UNESCO cumpla el papel que le corresponde en el siglo XXI”. Tras felicitarse por las numerosas resoluciones adoptadas por la Conferencia, agregó: “Ha llegado la hora de adoptar una forma nueva de trabajo que permitirá a todos los Estados actuar juntos”.

Por su parte, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, subrayó hoy en la ceremonia de clausura: “Los temas inscritos en el orden del día de esta Conferencia eran numerosos, complejos y sensibles, y necesitaban un espíritu constructivo de diálogo, de escucha y de respeto mutuo en cada momento”. “Esta Conferencia General”, agregó, “habrá sido una fuente renovada de reflexión y de inspiración”, y declaró: “La UNESCO puede verse como una paradoja: fundada en la universalidad, se expresa plenamente por el reconocimiento de la rica diversidad. Está al servicio de la cultura a través de la promoción y la preservación de las culturas, y está al servicio del conocimiento por la difusión de los saberes”.

“En lo que atañe a la educación, que es nuestra prioridad absoluta, queremos promover una educación para todos de calidad […] Queremos que la educación permita a los que se benefician de ella aprender a comprender el mundo y a los otros, aprender a vivir en armonía con nuestro entorno material y natural […] Con el diálogo entre las culturas, las civilizaciones y las religiones que facilitamos y alentamos a través de numerosas actividades, lo que estamos preservando es la libertad, la dignidad y los derechos humanos.”

Koichiro Matsuura, que es Director General desde 1999, fue releegido para un nuevo mandato de cuatro años en el transcurso de la Conferencia que ahora termina. En una votación secreta que se desarrolló el 14 de octubre, obtuvo 151 votos a favor de los 154 votos emitidos. La Conferencia procedió además a la renovación de la mitad de los miembros del Consejo Ejecutivo de la UNESCO.

La Conferencia General adoptó por 148 votos a favor, dos en contra y cuatro abstenciones la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales2. La Conferencia General adoptó también por unanimidad la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte3 , el primer instrumento jurídico vinculante de carácter universal encaminado a la erradicación del dopaje. Por último, la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos4 fue adoptada por aclamación.

Tras varias sesiones dedicadas a los instrumentos normativos, la Conferencia General asumió el deseo, expresado por el Director General de que la Organización, haga una pausa en su labor normativa para concentrar sus esfuerzos en la promoción y la puesta en funcionamiento de los textos adoptados en esta reunión y las precedentes.

Durante esta 33ª reunión se izó la bandera de Brunei Darussalam, el último Estado que ha ingresado la UNESCO. En esta ocasión, el Director General se congratuló por la llegada del Estado Miembro número 191, efectiva desde el 17 de marzo de 2005, y que refuerza aún más el carácter universal de la Organización.

Ocho jefes de Estado o de gobierno participaron en esta Conferencia General. En la sesión de apertura, el 3 de octubre, la Presidenta de Sri Lanka, Chandrika Bandaranaike Kumaratunga señaló la importancia de la educación que, según ella, es una “experiencia humana crucial”. El mismo día, el Presidente de Ghana, John Agyekum Kufuor, insistió en el hecho de que “aunque estamos celebrando los logros de la ONU y de sus organismos, como la UNESCO, hemos de reconocer que todavía queda un largo camino por recorrer”. El 5 de octubre, durante una sesión que inauguró las celebraciones del sexagésimo aniversario de la Organización, los Presidentes alemán y afgano tomaron la palabra sobre el tema de la dignidad humana. El Presidente Horst Kölher insistió en la importancia de la diversidad y Hamid Karzai, por su parte, hizo alusión a la dolorosa experiencia afgana.

El 10 de octubre Ivo Miro Jović, Presidente de la presidencia colegial de Bosnia y Herzegovina, insistió en la necesidad de procurar un mejor conocimiento recíproco de las diferentes culturas y el Presidente de Tayikistán, Emomali Rajmonov, habló a favor del diálogo intercultural e interreligioso. Al día siguiente, el Primer Ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, y el Presidente portugués, Jorge Sampaio, dedicaron la mayor parte de sus intervenciones al tema de la educación.

La reunión estuvo marcada asimismo por la celebración de dos mesas redondas ministeriales. La mesa redonda “La educación para todos”5 reunió el 7 y el 8 de octubre a 356 participantes, 94 de ellos ministros, y diez viceministros de Educación. Hicieron balance del Foro Mundial sobre Educación celebrado en Dakar en 2000. En su Comunicado Final, los ministros reafirmaron su compromiso a favor de los objetivos de la Educación Para Todos (EPT) y se felicitaron de los “progresos notables” cumplidos por numerosos países.

Acogieron con satisfacción los compromisos de la comunidad de donadores de incrementar la ayuda anual al desarrollo en 50.000 millones de dólares de aquí a 2010 y de acelerar el aligeramiento de la deuda. También alentaron “la puesta en funcionamiento de mecanismos de financiamiento innovadores”, como la conversión de deudas en beneficio de la educación. Reconociendo que el mundo no ha conseguido alcanzar su primer objetivo, el de conseguir la paridad de los sexos en la enseñanza primaria y secundaria en 2005, los participantes se comprometieron de nuevo a “eliminar los obstáculos ya reforzar los esfuerzos para garantizar cuanto antes que las niñas y las mujeres tengan acceso, en condiciones de igualdad, al colegio y a otras posibilidades de aprendizaje”.

La otra mesa redonda ministerial titulada “Las ciencias fundamentales como motor del desarrollo”6 se celebró el 13 y 14 de octubre. Una cincuentena de ministros y altos responsables de Ciencias insistieron en la necesidad de reforzar las capacidades de los Estados Miembros en ciencias fundamentales “como plataforma de un desarrollo fundado en el conocimiento”, y las capacidades en tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) de los países en desarrollo con el fin de reducir la “brecha digital”. También afirmaron que “las inversiones en los ámbitos de investigación de las ciencias fundamentales deben guiarse por las prioridades nacionales y regionales”. Los debates giraron asimismo alrededor de la necesidad de frenar la fuga de talentos en la investigación, y de una participación igual de las mujeres y de los hombres en la toma de decisiones científicas, dos objetivos que suponen un desarrollo de la cooperación Sur-Sur al nivel de la Norte-Sur, un papel intensificado de los centros y redes de excelencia regionales y la creación de asociaciones entre el sector público y el sector privado.

De acuerdo con el mandato que le atribuye la Constitución de la UNESCO, de “determinar la orientación y la línea de conducta general de la Organización”, la Conferencia General revisó la totalidad de los programas. Se llevó asimismo a cabo la preparación del proyecto de estrategia a plazo medio (2008-2013) y la del proyecto de programa y presupuesto para 2008-2009. Por último, se examinó el programa y presupuesto para 2006-2007, cuyas cinco prioridades básicas son: educación básica para todos; recursos hídricos y ecosistemas conexos; ética de la ciencia y la tecnología, con especial hincapié en la bioética; promoción de la diversidad cultural, con especial hincapié en el patrimonio cultural material e inmaterial; promoción de la autonomía mediante el acceso a la información y el conocimiento, con especial hincapié en la libertad de expresión.

En lo que atañe al ejercicio 2006-2007, la Conferencia General adoptó el plan propuesto por el Director General, es decir, un presupuesto de 610 millones de dólares, al que acaba de añadirse una suma de 25 millones de dólares, alimentada por contribuciones voluntarias extrapresupuestarias y destinada a reforzar la acción en algunos ámbitos prioritarios. La Educación, calificada por el Director General de “prioridad de las prioridades” recibirá una suma presupuestaria de 107 millones de dólares y será la principal beneficiaria de esos 25 millones. En el presupuesto, los programas de ciencias reciben unos 56 millones de dólares (ciencias exactas y naturales) y unos 31 millones (ciencias humanas y sociales). El programa cultura por su parte recibirá 50,5 millones y el programa comunicación e información aproximadamente 33 millones.

Entre todas las otras decisiones de la reuniónhay que destacar, en la esfera de la educación, la creación en Uagadugu (Burkina Faso) del Centro Internacional para la Educación de las Niñas y las Mujeres en África (CIEFFA) y la elaboración, en cooperación con la OCDE, de líneas directrices sobre la calidad en la enseñanza superior transnacional. En la esfera de ciencias se decidió institucionalizar el Día de la Filosofía de la UNESCO (creado en 2002) proclamando el tercer jueves de noviembre Día Mundial de la Filosofía. Se confirmó también la necesidad de establecer en todos los océanos y mares sistemas de alerta temprana contra tsunamis y otros riesgos oceánicos en el marco de un sistema mundial operativo de detección polivalente y de alerta multirriesgo. La Conferencia General recomendó que la Asamblea General de Naciones Unidas proclame 2008 Año Internacional del Planeta Tierra y 2009 Año Internacional de la Astronomía.

En la esfera de la cultura, además de la creación de un Centro para la Salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial en Cuzco (Perú), la Conferencia decidió que la UNESCO será el socio principal del Foro Universal de las Culturas que se celebrará en Monterrey (México) en 2007, y modificó el estatuto del Comité Intergubernamental para la promoción del retorno de bienes culturales hacia sus países de origen o su restitución en caso de apropiación ilícita para permitirle actuar en los ámbitos de la mediación y la conciliación. La Organización también manifestó su apoyo a la idea de un Fondo para el Patrimonio Mundial africano y se alzaron numerosas voces para que la UNESCO actúe en la esfera de las lenguas. En lo que se refiere a la comunicación e información, la Conferencia General reafirmó su apoyo a la noción de edificación de sociedades del saber y a los cuatro principios fundamentales que la sostienen: libertad de expresión, educación de calidad para todos, acceso universal a la información y al conocimiento, respeto de la diversidad cultural y lingüística. La Conferencia General suscribió igualmente los principios contenidos en la Declaración sobre los medios de comunicación y la buena gobernanza y en la Declaración sobre la ayuda a los medios de comunicación en zonas de conflicto y países de transición, adoptadas por profesionales de los medios de comunicación durante las celebraciones del Día Mundial de la Libertad de Prensa en Belgrado en 2004 y en Dakar en 2005. La Conferencia afirmó asimismo el papel de la UNESCO en la puesta en funcionamiento del Plan de Acción que será adoptado en la última fase de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información que se celebrará en Túnez del 16 al 18 de noviembre.

1) 109 ministros de Educación, 30 de Cultura, 16 de Relaciones Exteriores y 14 de Ciencias
2) Véase comunicado de prensa N°128
3) Véase comunicado de prensa N°126
4) Véase comunicado de prensa N°127
5) Véase comunicado de prensa N°116
6) Véase comunicado de prensa N°129


Foto © UNESCO/N. Burke






Fuente Press Release N°2005-130
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 30349 | guest (Leer) Updated: 25-10-2005 1:00 pm | © 2003 - UNESCO - Contact