Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La lucha de un hombre por la libertad de prensa

28-04-2002 10:00 pm El director de periódico zimbabwense, Geoffrey Nyarota, es el ganador este año del Premio Mundial UNESCO-Guillermo Cano de Libertad de Prensa.* Andrew Meldrum habló con él en Harare sobre su lucha por la libertad de prensa. Harare, Zimbabwe - Mientras se pasea por su frodoso jardín y habla de la alegría que le aporta su nieta de dos años, Geoffrey Nyarota, de 51, parece estar lejos del rudo y turbulento mundo de la prensa escrita.

Pero como director de The Daily News, único diario independiente de Zimbabwe, Nyarota está inmerso en la lucha para mantener la libertad de prensa en su país.

Apenas dos días antes de que se realizara esta entrevista, Nyarota fue retenido por la policía durante ocho horas, acusado de difamación criminal por haber mantenido que funcionarios gubernamentales habían falsificado los resultados de las elecciones presidenciales de marzo. Nyarota y su familia ven misteriosos vehículos persistentemente apostados frente a su residencia, y el periodista ha recibido amenazas de muerte.

El gobierno ha presentado cinco cargos contra Nyarota por diversos artículos en los que desvelaba casos de corrupción y violación de derechos humanos. En virtud de la nueva ley de medios de comunicación de Zimbabwe, el periodista podría ser condenado a prisión, y el periódico clausurado.

Pero Nyarota permanece inquebrantable. "Estos cargos carecen de fundamento. Nuestros artículos eran consistentes y nuestros casos bien probados. Los cargos del Gobierno no serán retenidos por los tribunales" dice con confianza. El gobierno quiere que toda la prensa, y de hecho todos los zimbabwenses, nos sometamos ciegamente y aceptemos cualquier cosa que nos diga. No vamos a hacerlo."

Con su tranquila pero firme determinación, Nyarota ha situado a su periódico en primera línea de la batalla para mantener una prensa independiente y crítica en el país. Desde la fundación de The Daily News en 1999, este profesional ha convertido a su periódico en el principal diario de Zimbabwe en número de ventas, superando con creces al Herald, de propiedad estatal.

The Daily News ha tenido que hacer frente a numerosos obstáculos, y Nyarota ha recibido amenazas de muerte. En abril de 2000, hizo explosión una bomba en las oficinas del periódico, y en enero de 2001, su imprenta saltó en pedazos por efecto de otra bomba. Pese a todo, el diario no ha dejado de publicarse un solo día.

"Nunca pensé que mi carrera periodística me llevaría a la situación actual", suspira Nyarota. "Cuando empecé, quería escribir sobre coches, no sobre política".

Nyarota se convirtió en uno de los primeros reporteros negros de The Herald, cuando este país de África del sur se llamaba Rhodesia y se encontraba bajo gobierno de la minoría blanca. El periodista alcanzó notoriedad cuando en 1980 cubrió las primeras elecciones por voto mayoritario que llevaron al poder a Robert Mugabe y a su partido. Nyarota fue nombrado director del semanario de propiedad estatal The Manica Post, publicado en Mutare, ciudad de la frontera oriental. En un año, duplicó su circulación. "No fue difícil", afirma Nyarota. "Anteriormente, el semanario estaba pensado exclusivamente para la minoría blanca. Lo único que hice fue dirigirlo a un público general y las ventas se dispararon." Más tarde, Nyarota pasó a dirigir otra publicación de propiedad estatal, The Bulawayo Chronicle, el diario de la segunda ciudad de Zimbabwe.

En este periódico, Nyarota destapó el escándalo "Willowgate": la fábrica estatal de montaje de automóviles Willowvale asignaba los escasos vehículos a los ministros del gobierno, quienes más tarde los vendían con pingües beneficios. La serie del Chronicle forzó la dimisión de cinco ministros. Pero al Gobierno no le gustó esa humillación, y Nyarota fue destituido. Tras dejar los servicios gubernamentales, dirigió durante un breve periodo de tiempo un semanario privado, The Financial Gazette, y más tarde dio clases en la Escuela de Periodismo Nordic/SADC de Mozambique. En 1998 volvió a Zimbabwe para fundar Associated Newspapers de Zimbabwe, de donde surgió The Daily News.

Gracias a sus dinámicos reportajes, sus mordaces dibujos humorísticos y su ágil diseño, el periódico se convirtió pronto en el más popular de Harare. Sólidas crónicas de investigación sacaron a la luz pública la corrupción , la violación de los derechos humanos y la mala gestión económica generalizadas. A medida que aumentaba el número de sus entusiasmados lectores, el diario se granjeaba asimismo la animadversión del Gobierno. Su inquebrantable determinación a seguir ofreciendo en The Daily News una visión independiente de los acontecimientos de Zimbabwe le han hecho ganar a Nyarota varios galardones.

"He tenido el honor de recibir estos premios, pero en realidad el trabajo ha sido colectivo", dice Nyarota. "Soy el director de un equipo y el galardón corresponde a todos sus miembros, que han debido hacer frente a amenazas y a actos de violencia. Nuestros periodistas están en el punto de mira del Gobierno, que ha empezado a suspender la distribución del diario en las zonas rurales. En el periodo previo a las elecciones, la información, los noticiarios y las opiniones que llegaban a los ciudadanos procedían siempre de fuentes gubernamentales. Limitar el acceso público a la información únicamente facilitada por el gobierno contraviene directamente los principios democráticos".


"Nunca pensé que mi carrera periodística me llevaría a la situación actual", suspira Nyarota. "Cuando empecé, quería escribir sobre coches, no sobre política".

Nyarota se convirtió en uno de los primeros reporteros negros de The Herald, cuando este país de África del sur se llamaba Rhodesia y se encontraba bajo gobierno de la minoría blanca. El periodista alcanzó notoriedad cuando en 1980 cubrió las primeras elecciones por voto mayoritario que llevaron al poder a Robert Mugabe y a su partido. Nyarota fue nombrado director del semanario de propiedad estatal The Manica Post, publicado en Mutare, ciudad de la frontera oriental. En un año, duplicó su circulación. "No fue difícil", afirma Nyarota. "Anteriormente, el semanario estaba pensado exclusivamente para la minoría blanca. Lo único que hice fue dirigirlo a un público general y las ventas se dispararon." Más tarde, Nyarota pasó a dirigir otra publicación de propiedad estatal, The Bulawayo Chronicle, el diario de la segunda ciudad de Zimbabwe.

En este periódico, Nyarota destapó el escándalo "Willowgate": la fábrica estatal de montaje de automóviles Willowvale asignaba los escasos vehículos a los ministros del gobierno, quienes más tarde los vendían con pingües beneficios. La serie del Chronicle forzó la dimisión de cinco ministros. Pero al Gobierno no le gustó esa humillación, y Nyarota fue destituido. Tras dejar los servicios gubernamentales, dirigió durante un breve periodo de tiempo un semanario privado, The Financial Gazette, y más tarde dio clases en la Escuela de Periodismo Nordic/SADC de Mozambique. En 1998 volvió a Zimbabwe para fundar Associated Newspapers de Zimbabwe, de donde surgió The Daily News.

Gracias a sus dinámicos reportajes, sus mordaces dibujos humorísticos y su ágil diseño, el periódico se convirtió pronto en el más popular de Harare. Sólidas crónicas de investigación sacaron a la luz pública la corrupción , la violación de los derechos humanos y la mala gestión económica generalizadas. A medida que aumentaba el número de sus entusiasmados lectores, el diario se granjeaba asimismo la animadversión del Gobierno. Su inquebrantable determinación a seguir ofreciendo en The Daily News una visión independiente de los acontecimientos de Zimbabwe le han hecho ganar a Nyarota varios galardones.

"He tenido el honor de recibir estos premios, pero en realidad el trabajo ha sido colectivo", dice Nyarota. "Soy el director de un equipo y el galardón corresponde a todos sus miembros, que han debido hacer frente a amenazas y a actos de violencia. Nuestros periodistas están en el punto de mira del Gobierno, que ha empezado a suspender la distribución del diario en las zonas rurales. En el periodo previo a las elecciones, la información, los noticiarios y las opiniones que llegaban a los ciudadanos procedían siempre de fuentes gubernamentales. Limitar el acceso público a la información únicamente facilitada por el gobierno contraviene directamente los principios democráticos".

*El Director General de la UNESCO, Koïchiro Matsuura, hará entrega al Sr. Nyarota del Premio Mundial UNESCO-Guillermo Cano de Libertad de Prensa en presencia de la Presidenta de Filipinas Gloria Macapagal-Arroyo, en una ceremonia que tendrá lugar el 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, en la capital de Filipinas, Manila.






Fuente Artículo No. 06-2002
Autor(es) UNESCOPRESS


 ID: 3016 | guest (Leer) Updated: 17-01-2005 10:00 am | © 2003 - UNESCO - Contact