Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La educación terciaria se dispara en los países con ingresos medios
Contacto editorial: Amy Otchet, Instituto de Estadística de la UNESCO, tel. : +1 514 343 7973 - Email

13-10-2005 2:00 pm Más estudiantes que nunca aspiran a la educación superior en los países con ingresos medios, donde las matrículas para la educación terciaria han aumentado en 77% en el último decenio. Estas cifras deben compararse con el aumento de 43% en los países ricos, según un nuevo estudio* realizado por la UNESCO y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).ed-trends_150.jpg Titulado Education Trends in Perspective – Analysis of the World Education Indicators [Perspectiva de las Tendencias de la Educación - Análisis de los Indicadores de la Educación Mundial], el estudio analiza la demanda de distintos niveles de educación desde la educación primaria hasta la terciaria entre 1995 y 2003 y analiza los criterios y preferencias de 19 países con ingresos medios** participantes en el Programa Mundial relativo a los Indicadores de la Educación (WEI) de la UNESCO y la OCDE.

Los resultados son muy sorprendentes teniendo en cuenta el coste relativamente elevado de la educación superior. Incluso para las naciones ricas que forman parte de la OCDE resulta difícil movilizar los recursos financieros necesarios para mantener, y no digamos ya aumentar, el acceso a niveles superiores de educación. Y, como apunta el informe, durante más de cuatro decenios los países de la OCDE se pudieron permitir el lujo relativo de elaborar sus sistemas educativos sin los problemas que suscita el crecimiento de la población: el número de niños en 1995 y 2003 permaneció igual que en 1960.

La situación es muy diferente en los países del WEI. En la mayoría de estos países, desde 1995 la caída de la natalidad produjo el descenso o incluso la desaparición de la presión de la población en los sistemas de educación primaria, en tanto que las poblaciones en edad de incorporarse a los ciclos de educación secundaria y terciaria seguían creciendo. Estos estudiantes y sus familias aspiran generalmente a niveles superiores de educación y cada vez cuentan con más medios para costearlos.

Como consecuencia, las matrículas en los colegios superiores de educación secundaria en los países del WEI crecieron 39% entre 1995 y 2003, frente al 5% de los países de la OECD. En China, 28,5 millones de estudiantes llenaron las aulas del segundo ciclo de la enseñanza secundaria en 2003 frente a los 18 millones de apenas ocho años antes. En ese mismo ciclo, el número de alumnos creció de 5,9 a 6,5 millones en Brasil mientras que las matrículas se multiplicaron por dos en Paraguay (de 105.000 a 211.000).

Sin embargo el crecimiento más espectacular se produjo en el nivel de la educación terciaria. El número de alumnos en enseñanza superior casi se triplicó en Malasia y en Egipto. Alcanzó más del doble en China y en Brasil*** y creció más del 25% en el resto de los países del WEI, salvo en Filipinas (20%).

Algunos países del WEI han superado incluso a los países de la OCDE en la proporción de jóvenes que cursan estudios universitarios (conducentes a una licenciatura, master o diploma). En los países de la OCDE, uno de cada dos jóvenes inicia estos estudios. En Argentina, la Federación de Rusia y Chile esta proporción alcanza 62%, 61% y 53% respectivamente y 50% en Tailandia. Una de casa tres personas entra en la Universidad en Malasia y en Uruguay.

El aumento de la demanda de educación refleja el creciente reconocimiento de sus beneficios económicos y sociales, tanto para los individuos como para las sociedades. A pesar de las crisis monetarias que golpearon a varios países del WEI en los últimos años de la década de los 90, todos ellos aumentaron el porcentaje de sus presupuestos nacionales dedicado a la educación (30% o más en Chile, Jamaica, Malasia, Paraguay y Tailandia).

Pero el informe también subraya una dependencia creciente de las fuentes privadas de financiación. En 2002, los estudiantes y sus familias asumieron 37% de los gastos de la educación terciaria en los países del WEI, frente a 13% en 1995. Según los autores, estos ejemplos reflejan distintos conceptos de la educación terciaria. Las poblaciones con mayor nivel de gasto tienden a considerar la educación terciaria como un “bien público que requiere de una intervención del gobierno”. Para los otros, los elevados réditos individuales que proporciona la educación terciaria –concretamente menos desempleo y mayores ingresos– justifican la mayor dependencia de la financiación privada.

Las inversiones están siendo amortizadas en muchos países del WEI, según el informe. En la Federación de Rusia, uno de tres jóvenes del grupo de edad correspondiente obtuvo un título universitario en 2003, la media de los países de la OCDE. También se dieron índices de licenciaturas comparativamente elevados en Jordania (23%), Egipto (22%), Filipinas (21%) y Tailandia (27%).

China, con 5%, obtuvo el índice más bajo de licenciaturas. Los autores también encontraron niveles “sorprendentemente” bajos en Argentina (8%) y Uruguay (9%), teniendo en cuenta el elevado nivel de estudiantes que participan en estos programas académicos (62% y 32% respectivamente).

* Education Trends in Perspective – Analysis of the World Education Indicators UNESCO/OCDE, Montreal, 2005. ISBN 92-9189-024-3.
**Argentina, Brasil, Chile, China, Egipto, India, Indonesia, Jamaica, Jordania, Malasia, Paraguay, Perú, Filipinas, la Federación de Rusia, Sri Lanka, Tailandia, Túnez, Uruguay y Zimbabue.
*** Entre 1995 y 2003, el número de matriculados aumentó en estos países de la siguiente forma:
- en Brasil de 1.782.686 a 3.582.105
- en China de 6.814.900 a 15.186.217
- en Egipto de 790.281 a 2.153.865
- en Malasia de 227.689 a 632.309


Sitio Internet - Estudio online



Fuente Comunicado de Prensa N°2005-120
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 30096 | guest (Leer) Updated: 06-03-2006 2:12 pm | © 2003 - UNESCO - Contact