Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
Los presidentes de Alemania y Afganistán celebran la dignidad humana en una ceremonia especial que marca el sexagésimo aniversario de la UNESCO

05-10-2005 6:40 pm El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, y el presidente de Alemania, Horst Köhler, intervinieron hoy en la Conferencia General de la UNESCO, durante una sesión especial dedicada a la dignidad humana que marcaba el 60º aniversario de la Organización.Karzai_kohler.jpg El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, dio la bienvenida a los dos jefes de Estado, “de dos grandes naciones, que, con sesenta años de diferencia, tomaron la difícil pero necesaria vía de la paz, la reconciliación y la concordia”. Matsuura hizo un llamamiento en favor del diálogo y la vigilancia frente a todas las ofensas contemporáneas a la dignidad humana”. El Director General dijo también que ese diálogo y esa vigilancia “que trabajemos, todos juntos, luchando por la promoción de los derechos humanos y las libertades básicas para salvaguardar el patrimonio común de la humanidad y la biosfera y en pro del respeto del principio universal de justicia, y que lideremos una lucha constante contra todas las formas de discriminación [...]”.

La Orquesta Sinfónica de Radio Francfort y el coro de la UNESCO, dirigidos por el maestro Eliahu Inbal, interpretaron después la Novena Sinfonía de Beethoven, inscrita en el Registro Memoria del Mundo de la UNESCO.

El Presidente de la Conferencia General, Musa Bin Jaafar Bin Hassan (Omán) y el presidente del Consejo Ejecutivo, Hans-Heinrich Wrede (Alemania) dieron a continuación la bienvenida a los presidentes de Alemania y Afganistán. El Presidente de la Conferencia General alabó la contribución de Alemania a la labor de la UNESCO y a la lucha por la solidaridad en la comunidad internacional. A continuación, destacó los progresos de Afganistán hacia la libertad y la democracia desde que asumió el Presidente Karzai y elogió el éxito de las elecciones recién celebradas en el país. Por su parte, el Presidente del Consejo insistió en la importancia del papel de la UNESCO, en particular en la esfera de la educación.

A continuación tomó la palabra el Presidente alemán, Horst Köhler, que recordó que la UNESCO y las Naciones Unidas se fundaron para impedir que se repitieran horrores tales como los perpetrados en los años 1930 y 1940 por los nazis, y declaró: “Hoy sabemos que la humanidad no está libre de la plaga de la guerra y que la dignidad humana continúa ampliamente amenazada por la pobreza, el subdesarrollo, el terror y la opresión”.

El presidente alemán recordó que la Declaración Universal de los Derechos Humanos tiene rango de ley, y señaló que “toda acción política tiene que juzgarse en virtud de su capacidad para garantizar la dignidad: desde la política de los Estados industrializados hasta los esfuerzos de reforma de los países en desarrollo, y desde la política comercial mundial hasta la protección internacional del medio ambiente o la bioética”.

“Respetamos la dignidad del ser humano”, declaró el Presidente, “respetamos su capacidad de decidir por sí mismo. El hombre, por tanto, no tiene que ser egoísta ni elitista, sino cuidar a las diferentes comunidades humanas, ya que las relaciones humanas responsables son las que fundan las culturas.

El Presidente Köhler destacó también la importancia de la diversidad cultural para la prosperidad internacional. “Una cultura fuerte y segura de sí misma da a los individuos las referencias que necesitan para situarse y orientarse en la vida”, dijo. “Los individuos lo saben muy bien, y por eso tienen una conciencia más aguda de su identidad cultural, de lo que les ha marcado, de lo que les diferencia de otros y de lo que les caracteriza. [...] No se trata de huir unas de otras ni de colisionar entre sí[...] La diversidad cultural es importante para el individuo, para que encuentre su lugar en el mundo y pueda participar y encontrar la fuerza interior que le permita desplazarse por él”.

Finalmente, el Presidente alemán advirtió sobre el hecho de que una comunidad cultural que se sienta amenazada tratará de resistir: “Se aislará y se hará cada vez más rígida. Restringirá la libertad de sus miembros y no tardará en considerar ofensiva cualquier relación con los otros. El miedo desesperado a perder las propias referencias puede tornarse en agresividad”.

“Por eso es vital fortalecer la confianza que nuestras culturas tienen en sí mismas y el respeto que les inspiran otras”, declaró el Presidente Köhler, destacando la cooperación intercultural de la que, de este modo, se beneficiarían los individuos y las comunidades de los países desarrollados y en vías de desarrollo. “De esta forma la mundialización puede contribuir mejor a que, en cualquier parte del mundo, la gente viva la vida que desea: libre de miseria y respetada por los demás en un mundo culturalmente diverso”.

El Presidente afgano Hamid Karzai tomó la palabra a continuación para recordar la promesa que dio nacimiento a las Naciones Unidas y a la UNESCO, es decir, “preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra”. Hablando del trabajo de la UNESCO en los ámbitos de la educación, la ciencia la cultura –en especial el patrimonio cultural– y la comunicación, el Presidente dijo: “En el mundo hay muy pocos lugares, quizá ninguno, que no se beneficien de uno u otro modo de la experiencia, el saber y la ayuda de la UNESCO. [...] Los objetivos de la UNESCO son tan pertinentes hoy como hace sesenta años, pero tenemos que pensar de nuevo, con urgencia, cuál es el trabajo que le incumbe a la UNESCO, teniendo en cuenta los enormes desafíos y obstáculos a los que nos enfrentamos”.

“Vivimos en un mundo en el cual siguen prevaleciendo la violencia brutal e insensata y, donde, como consecuencia, se da poca importancia a los derechos humanos, a los valores y a la dignidad de los hombres”, declaró el Presidente Karzai, que agregó: “Hablo con conocimiento de causa, porque vengo de un país donde madres, padres y niños han sido víctimas de actos inhumanos de terrorismo, y donde todavía padecemos las terribles consecuencias de varios decenios de guerra”.

Tras enumerar las numerosas formas de sufrimiento y de destrucción causados por la violencia en Afganistán, Karzai subrayó: “Tales cosas no sólo ocurren en Afganistán. Hay muchos ejemplos más en el mundo de hoy y cada uno de ellos es un desafío para la UNESCO”.

Karzai agradeció a la UNESCO y a su Director General “por la generosa ayuda, tanto moral como material y técnica, prestada a Afganistán en los últimos años, en momentos en que esa ayuda era muy necesaria y permitió a millones de niños y niñas ir a la escuela en todas las regiones de Afganistán”, aseguró. “La UNESCO nos apoyó en nuestros esfuerzos para preservar nuestro rico patrimonio cultural [...] Progresamos hacia una democracia estable, adoptamos una nueva Constitución que da el derecho de voto a mujeres y hombres y que garantiza la libertad de expresión y de prensa. Hemos hecho todo lo posible para restaurar la dignidad humana de todo nuestro pueblo [...]”.

El mandatario afgano insistió en el importante papel que ha tenido la comunidad internacional en el cumplimiento de esta tarea y declaró: “No venimos aquí sólo para pedir ayuda, sino también para dar lo que somos capaces de ofrecer. La UNESCO es un lugar de encuentro en el se cruzan el dar y el recibir”.

La ceremonia de hoy marcó la celebración del 60º aniversario de la UNESCO por parte de la Conferencia General y forma parte de una serie de actos previstos a lo largo de los próximos doce meses.

Foto vignette © UNESCO/Michel Ravassard: El presidente, Hamid Karzai
Foto © UNESCO/Michel Ravassard: El presidente Hamid Karzai y el presidente Horst Köhler.






Fuente Comunicado de Prensa N°2005-113
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 29656 | guest (Leer) Updated: 07-10-2005 1:00 pm | © 2003 - UNESCO - Contact