Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
Apertura en la UNESCO de la Conferencia Internacional sobre Biodiversidad: Ciencia y Gobernanza
Contacto editorial: Roni Amelan, Sección de Relaciones con la prensa, +33 (0)1 45 68 16 50 - Email
Contacto audiovisual: Carole Darmouni, Sección Audiovisual, +33 (0)1 45 68 54 81 - Email

24-01-2005 4:00 pm “Somos sin duda una de las últimas generaciones que todavía tiene capacidad para detener la destrucción de lo vivo”, declaró este lunes Jacques Chirac, presidente de la República Francesa, en la sesión de apertura de la Conferencia Internacional “Biodiversidad: Ciencia y Gobernanza”, que se celebra en la Sede de la UNESCO del 24 al 28 de enero. En la conferencia, además del presidente francés, participan el presidente de la República de Madagascar, Marc Ravalomanana, el primer ministro de Malaisia, Abdullah Badawi, el primer ministro de Guinea-Bissau, Carlos Gomes Junior, la premio Nobel de la Paz y viceministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Kenya, Wangari Maathai, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, y muchas otras personalidades.chirac_inside.jpg Uno de los principales objetivos de esta conferencia –que se celebra bajo el patrocinio de Jacques Chirac y Koichiro Matsuura– consistirá en evaluar el estado actual de los conocimientos sobre la biodiversidad y definir las necesidades en materia de investigación y competencias científicas. Según la Unión Mundial para la Naturaleza (IUCN), actualmente hay 7.000 especies animales en situación de peligro, mientras que el número de las vegetales en la misma situación se acerca a las 60.000. Según algunos científicos, el ritmo actual de desapariciones es hasta mil veces superior del que la Humanidad ha conocido en todo el curso de su desarrollo.

“Como consecuencia de los progresos fulgurantes de la ciencia y la industria en los dos últimos siglos, el tiempo corto de nuestras sociedades entra en colisión con el tiempo largo de la diversidad biológica”, dijo Jacques Chirac, subrayando que “algunos científicos se preguntan si las sociedades modernas no estarán provocando la sexta gran ola de extinciones desde la aparición de la vida”. El presidente francés hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que ésta cree “un grupo internacional sobre la evolución de la biodiversidad” en el seno de la Convención sobre la Diversidad Biológica de 1992, ratificada por 180 países. “Es mi deseo que la presente conferencia marque una etapa decisiva en esa dirección”, añadió, precisando que “este esfuerzo internacional contribuirá al necesario refuerzo de la gobernanza mundial del medio ambiente”.

“En los países del Sur, la preservación del medio ambiente entra en competencia con las exigencias de la supervivencia, la presión demográfica y las necesidades del desarrollo”, reconoció Jacques Chirac, sugiriendo que “movilizado de una manera inteligente, el patrimonio biológico podría favorecer al objetivo del desarrollo”.

Por su parte, el presidente Marc Ravalomanana recordó la gran riqueza natural de su país: “85% de las 12.000 plantas de Madagascar son únicas en el mundo”, dijo, y las amenazas que pesan sobre ella: explotación excesiva, prácticas de pesca destructivas, desarrollo costero, sedimentación, contaminación de origen terrestre y marinos, blanqueo de corales, etc. “Al ritmo actual, si no hacemos nada para impedirlo, dentro de treinta años la mitad de las zonas de arrecifes coralinos habrán desaparecido”, precisó. A continuación, presentó el plan nacional titulado “Madagascar, naturalmente”, basado en el principio de que el desarrollo de ese país “debe pasar por la preservación de la naturaleza y su valoración”.

Ravalomanana recordó las diferencias en materia de capacidad científica que existen entre el Norte y el Sur e insistió en la necesidad de “reforzar las capacidades científicas del Sur” y de “crear en el Sur plataformas científicas internacionales que asocien a la investigación pública y a la privada, así como a las universidades, las empresas y las fundaciones”, antes de concluir: “a problema global, solución global”.

“Esta conferencia se celebra muy poco después de los dolorosos acontecimientos que han ocurrido en el sur de Asia, [...] que nos han recordado brutalmente hasta qué punto somos vulnerables deudores y dependientes de nuestro medio ambiente y de nuestros modos de vida, y ello a escala planetaria”, dijo por su parte el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, recalcando “el papel clave que desempeñan los ecosistemas en buen estado de salud en la disminución de la amplitud de estas catastrófes”.

Recordando que, desde su creación, la UNESCO ha puesto en marcha “numerosos programas intergubernamentales que movilizan a investigadores e instituciones científicas del mundo entero en torno a temas como la biodiversidad, la genética o la biosfera”, Matsuura declaró: “La acumulación de los conocimientos debe estar unida a la puesta en marcha de sistemas de observación y de prevención de las dinámicas ecológicas y sociales. Ésa es una de las funciones [..] de la Red Mundial del Programa MAB [El Hombre y la Biosfera] y […] del Programa Internacional de Geociencias sobre la Biodiversidad a escala geológica. Es también el papel que desempeñan la red de vigilancia de los arrecifes coralinos y los sistemas oceánicos de alarma temprana creados por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI), así como los trabajos sobre la biodiversidad de los Grandes Ecosistemas Marinos (GEM).

“La preservación de la biodiversidad no es sólo un asunto de gobiernos. Les atañe también a las organizaciones internacionales y no gubernamentales del sector privado y a todos los habitantes del planeta, que deben luchar por modificar costumbres muy arraigadas y poner fin a comportamientos destructivos”, subrayó Kofi Annan en su mensaje a la Conferencia. El Secretario General de las Naciones Unidas invitó a “todos los gobiernos que todavía no lo hayan hecho a ratificar la Convención sobre la Diversidad Biológica y su Protocolo sobre la Prevención de Riesgos Biotecnológicos”, instrumentos que, para él, “desempeñan un papel esencial en la conservación y la explotación sostenible de la biodiversidad, así como en el reparto equitativo de los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos”.

Photo © UNESCO/Michel Ravassard






Fuente Comunicado de prensa Nº 2005-09
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 24760 | guest (Leer) Updated: 02-02-2005 10:31 am | © 2003 - UNESCO - Contact