Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
EL DIRECTOR GENERAL CONDENA LOS ASESINATOS DE GENE BOYD LUMAWAG Y HERSON HINOLAN EN FILIPINAS Y SE ALARMA POR EL AUMENTO DE LOS ATENTADOS MORTALES CONTRA PERIODISTAS

23-11-2004 4:00 pm El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, manifestó hoy su repulsa por los asesinatos perpetrados con armas de fuego los días 12 y 13 de noviembre, respectivamente, contra los periodistas filipinos Gene Boyd Lumawag, reportero gráfico de la agencia de noticias MindaNews, y Herson Hinolan, director y locutor de la emisora radiofónica Bombo Radiyo. Matsuura expresó asimismo su preocupación por las condiciones de inseguridad en que los profesionales de la prensa tienen que desempeñar su cometido en muchas partes del mundo.

“Condeno los asesinatos de Gene Boyd Lumawag y Herson Hinolan, víctimas del cumplimiento de su deber profesional. Me viene preocupando desde hace mucho tiempo el alto precio que están pagando los medios informativos en Filipinas por ejercer su misión. Teniendo en cuenta el papel esencial que desempeñan esos medios en una sociedad democrática, los atentados contra la vida de los periodistas han de considerarse atentados contra el Estado de derecho y la sociedad en su conjunto”, dijo el Director General.

Gene Boyd Lumawag murió víctima de disparos efectuados con arma de fuego en Joló, capital de la provincia meridional de Sulu, a donde se había trasladado para filmar un documental sobre la transparencia y las prácticas de los poderes públicos locales. Herson Hinolan, locutor radiofónico reputado por sus críticas implacables, fue agredido también con armas de fuego en la localidad de Kalibo (Isla de Panay), situada en el centro del archipiélago, y falleció dos días después de resultas de sus heridas.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas, en lo que va de año fueron matados en Filipinas otros seis periodistas más por haber cumplido con su deber profesional, con lo cual asciende ya a 47 el número total de los asesinados desde 1986, año en que se estableció la democracia en este país.

Tras reiterar su preocupación por las condiciones de inseguridad en que los profesionales de los medios de información deben trabajar en muchos países del mundo, Koichiro Matsuura se refirió concretamente a las trágicas muertes de Antoine Massé, corresponsal del diario del sector privado Le Courrier d'Abidjan (Côte d’Ivoire) que fue herido de muerte por disparos el 7 de noviembre, y de María José Bravo, corresponsal del periódico La Prensa (Nicaragua), que también fue asesinada a disparos el 9 de noviembre en la ciudad de Juigalpa, situada al nordeste del país. Antoine Massé fue asesinado cuando cubría una manifestación violenta que tuvo lugar en la localidad de Duekué, situada en la parte occidental de la Côte d’Ivoire, en el transcurso de la cual fallecieron varias personas. María José Bravo murió a balazos en una reyerta entre grupos políticos rivales, cuando cubría las elecciones que se celebraban en la mencionada ciudad de Juigalpa.

“La muerte de Massé en la Côte d’Ivoire y la de Bravo en Nicaragua constituyen un testimonio de la entrega de que dan muestras los profesionales de los medios informativos del mundo entero, así como del arrojo que les conduce a arrostrar el peligro para recabar y transmitir información de primera mano sobre los acontecimientos que cubren en los sitios donde son enviados. Su labor reviste una importancia capital para todos nosotros y, por lo tanto, es fundamental que puedan llevarla a cabo en condiciones de seguridad razonables”, ha declarado el Director General.


La UNESCO es el único organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. En el artículo I de su Constitución, se declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen...”.






Fuente Comunicado de prensa No 2004-109
Autor(es) UNESCOPRENSA


 ID: 23717 | guest (Leer) Updated: 24-11-2004 3:13 pm | © 2003 - UNESCO - Contact