Bienvenido
Acerca de Servicio de prensa Programa Recursos documentales La UNESCO en el mundo
unesco.org Director-General of UNESCO
EnglishFrançais
Inicio Contacts ImprimirEnviar
DISCURSOS
Discursos recientes
Búsqueda | Archivo
FLASH INFO
Últimos
Archivo
COMUNICADOS DE PRENSA
Comunicados recientes
Archivo
MENSAJES
Mensajes recientes
Archivo
UNESCO.ORG es también:
Conferencia General
Consejo Ejecutivo
Organigrama
Education
Ciencias Naturales
Ciencias Sociales & Humanas
Culture
Communication/Information
Servicio de prensa
La UNESCO en el mundo

 

 

 

 

 


Mensaje del Director General de la UNESCO con motivo del Día Internacional de la Tolerancia - 16 de noviembre de 2004

15-11-2004 - El Día Internacional de la Tolerancia es uno de los símbolos tenues que dejan huella en las conciencias al abrir camino a una necesaria introspección colectiva. Nos incita fuertemente a reflexionar sobre la actualidad de un principio en el que vemos la base más sólida de nuestros derechos, nuestras libertades y nuestra diversidad.

No es éste un ejercicio inútil. La mundialización, la amplitud de las variantes del fenómeno de la migración o los multiculturalismos plantean hoy desde perspectivas nuevas la cuestión de la convivencia entre numerosas comunidades procedentes de culturas o de religiones diferentes. La tolerancia nos atañe, pues, a todos, ya que hace posible la existencia de esas diferencias, al tiempo que éstas hacen necesario la práctica de aquélla.

Ahora bien, la tolerancia es mucho más que una mera coexistencia pacífica de culturas heterogéneas. Con el paso de los siglos, ha pasado a ser además un valor positivo de respeto y reconocimiento mutuo, consustancial al respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales, y, por ello, constituye la médula del contrato social que es cimiento y liga de la acción de nuestras organizaciones internacionales.

Evidentemente, la perpetuación y el enconamiento de múltiples formas odiosas de intolerancia, religiosas o políticas, plantean hoy día un desafío único a la comunidad internacional. Se sigue explotando el desconocimiento y el miedo a los demás para avivar sentimientos de odio, violencia y exclusión, que son otras tantas afrentas contra el mundo y contra las reglas que precisamos para convivir.

En semejante contexto, es importante reconocer que la tolerancia, frente a la banalidad del mal y la fragilidad de nuestra humanidad, no debe ser indiferente, sino estar animada por la inquietud, semejándose a la puesta en práctica vigilante de una ética de la responsabilidad, afanosa de la integridad del ser humano y de nuestra pertenencia duradera a una humanidad digna de su nombre.

La tolerancia no es, pues, por consiguiente, tanto una fe ingenua como un ejercicio razonado que, gracias al diálogo, el intercambio o la reconciliación, nos permite pensar juntos y dar sentido a los seres y los fenómenos, con lo que el ser humano puede definir normas éticas valederas y aceptables para todos.

Ninguna sociedad moderna puede construirse ni florecer duraderamente en una cultura de la intolerancia. Por eso formulo el deseo de que este Día Internacional de la Tolerancia sea una nueva ocasión para estimular una acción en la que es necesario el concurso de todos.


Fuente Office of the Spokeswoman

 
 
 
 
 

 

 

 

guest (Leer)
Acerca de
Descargo de responsabilidad - Protección de datos personales - ID: 23609