Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La calidad de la educación es insuficiente para lograr la Educación para Todos en 2015
Contacto editorial: Sue Williams, Sección de Relaciones con la Prensa – Oficina de Información Pública de la UNESCO, Teléfono: +33 (0)1 45 68 17 06 - Teléfono en Brasilia del 4 al 12 de noviembre: +33 (0)6 07 84 26 76 - Email
Contacto audiovisual: B-Roll disponible en el teléfono: +33 (0)1 45 68 17 38

08-11-2004 4:20 pm La proporción de niños escolarizados a nivel mundial es hoy en día mayor que nunca. Sin embargo, muchos abandonan la escuela antes de llegar al quinto grado de primaria o finalizan sus estudios elementales sin dominar un mínimo de conocimientos. Éstas son algunas de las conclusiones principales del Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2005, que se presentará públicamente el lunes en Brasilia.gmr2005_250.jpg
El Informe rinde cuenta de los progresos realizados hacia la consecución de los seis objetivos de la Educación para Todos (EPT),* que establecieron más de 160 países en el Foro Mundial sobre la Educación celebrado en 2000 en Dakar (Senegal). A este respecto, el Informe reconoce que se están realizando esfuerzos considerables para incrementar los recursos destinados a la educación, ampliar el acceso a la escuela y mejorar la paridad entre los sexos en la enseñanza. No obstante, un análisis pormenorizado de los datos pone de relieve que en muchas partes del mundo los escolares no sacan provecho de la enseñanza debido a la calidad insuficiente de los sistemas de educación, y esto puede ser un obstáculo decisivo que impida a muchos países lograr los objetivos de la Educación para Todos en 2015, año fijado para alcanzarlos.

En un tercio de los países sobre los que se dispone de datos, menos de 75% de los alumnos llegan a cursar el quinto grado de primaria. Asimismo, las evaluaciones efectuadas en el plano nacional e internacional muestran que los niveles de aprovechamiento escolar son muy bajos en los países con ingresos escasos o medios, así como entre los grupos desfavorecidos de algunas naciones industrializadas.

“Aulas atestadas de alumnos, docentes poco calificados profesionalmente y escuelas equipadas con infraestructuras deficientes y dotadas con escaso material pedagógico, he aquí un panorama demasiado común todavía en muchos países”, estima el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, que agrega que “el logro de la educación para todos estriba fundamentalmente en garantizar una enseñanza de calidad decorosa, porque lo que los niños aprendan y la forma en que lo aprendan puede ser la clave del éxito o el fracaso de su experiencia escolar y de las consiguientes posibilidades que tengan después para defenderse en la vida”.

En el Informe, la importancia de la calidad de enseñanza se pone de manifiesto en el Índice de Desarrollo de la Educación para Todos (IDE), que ha permitido evaluar los progresos globales realizados por 127 países hacia la consecución de la EPT. Este índice se basa en indicadores que miden los cuatro objetivos más mensurables del Marco de Acción adoptado en Dakar, a saber: la universalización de la enseñanza primaria, la alfabetización de adultos, la calidad de la educación –calibrada mediante la tasa de supervivencia de alumnos hasta el quinto grado de primaria– y la paridad entre los sexos.

Según el IDE, hay 41 países que están relativamente cerca de lograr estos objetivos. La gran mayoría son industrializados o en transición, aunque entre ellos figuran también naciones de América Latina y el Caribe, como Argentina, Cuba y Chile, así como cinco pequeños estados insulares.

A continuación viene un grupo de 51 países encabezados por Rumania, Bulgaria y Costa Rica, en el que figuran también muchos Estados árabes y países latinoamericanos. Este grupo de países, si bien va por buen camino para alcanzar algunos de los objetivos de la EPT, no logra progresar con suficiente rapidez hacia la consecución de otros –en particular, la educación de calidad.

Por último, un tercer grupo formado por 35 países, en el que figuran 22 naciones del África Subsahariana y Estados muy poblados como Bangladesh, India y Pakistán, “dista mucho de lograr los objetivos fijados” y “tiene que afrontar y resolver muchos problemas a la vez para lograr la EPT”, según dice el Informe.

En el Informe se suministra también un análisis detallado de los factores más importantes que influyen en la calidad de la educación: recursos financieros y materiales de que disponen escuelas, número y nivel de formación de los maestros, materias fundamentales, pedagogía utilizada, lengua en que se imparte la enseñanza, tiempo lectivo real, instalaciones y servicios de los centros docentes, y espíritu de liderazgo de las escuelas.

Según el Informe, en todos esos ámbitos se observa una clara tendencia a progresar. En el último decenio, por ejemplo, el gasto en educación aumentó en muchos países en desarrollo y el acceso a la educación continúa ampliándose cada vez más. Sin embargo, todavía hay en el mundo 103,5 millones de niños sin escolarizar y esta cifra no disminuye con la rapidez suficiente para lograr que la enseñanza primaria universal sea una realidad de aquí al año 2015. El Informe hace también hincapié en que la ampliación del acceso a la enseñanza no ha ido acompañada de un incremento proporcional de las infraestructuras y recursos educativos.

Algunas de las carencias más notables se dan con respecto a los docentes, los cuales –según dice el Informe– constituyen el factor “que más influencia tiene en el aprendizaje de los niños”. En muchos países con bajos ingresos, los docentes con cumplen ni siquiera con los criterios mínimos de calificación profesional.

En Togo, por ejemplo, sólo 2% de los maestros se ajusta a la norma mínima nacional, que exige haber finalizado el primer ciclo de la enseñanza secundaria para poder enseñar en las escuelas primarias. En Botswana, donde el criterio es haber cursado por completo el segundo ciclo de secundaria, sólo 10% de los maestros cumple con ese requisito. Asimismo, en el Informe se hace referencia a las conclusiones de un estudio reciente sobre siete países del África Meridional, según las cuales “algunos maestros de primaria encargados de enseñar matemáticas sólo poseen conocimientos elementales de aritmética y obtienen puntuaciones inferiores a las de sus alumnos en tests idénticos”.

Esos maestros con formación profesional deficiente tienen que habérselas frecuentemente con clases atestadas de alumnos. El Informe señala que, en los países donde es más alto el número de escolares por maestro, “apenas un tercio de los niños que ingresan en la escuela llegan al quinto grado de primaria”. En muchas naciones del África Subsahariana y del Asia Meridional y Occidental donde la educación se desarrolló rápidamente en el último decenio, la proporción de educandos por docente está experimentando un aumento real. En efecto, en la mayoría de los países de esas regiones, el número de alumnos por profesor es superior a 40 en la enseñanza primaria y llega a situarse por encima de 60 en algunos casos, por ejemplo en Malawi, Mozambique, la República Centroafricana y Chad. Además, en muchos países de bajos ingresos, los sueldos de los docentes han disminuido con respecto al promedio de los salarios y sus ingresos son demasiado escasos para proporcionarles un nivel de vida aceptable.

La pandemia del VIH/SIDA es otro de los factores que está “socavando gravemente” la calidad de la educación, según el Informe. En Zambia, por ejemplo, fallecieron 815 maestros de primaria a causa del sida en 2001, lo cual “equivale a 45% del total de maestros graduados ese mismo año”. En el África Subsahariana, “entre los niños de menos de 15 años de edad, hay 11 millones que han perdido a su padre o a su madre por culpa del sida”. En el Informe se señala que “las posibilidades de frecuentar la escuela de estos niños se ven mermadas por la necesidad de atender a los miembros de su hogar enfermos, o de contribuir con su trabajo a los ingresos de la familia”.

En el Informe se presentan 11 estudios de casos relativos a los siguientes países: Bangladesh, Brasil, Canadá, Chile, Cuba, Egipto, Finlandia, República de Corea, Senegal, Sri Lanka y Sudáfrica. Esos estudios muestran que tanto las naciones ricas como los países en desarrollo están afrontando el problema de la calidad de la enseñanza. El Informe propone una serie de medidas relativas a las políticas de educación con vistas a mejorar la calidad de la enseñanza, haciendo hincapié en que “si bien no existe una panacea universal en materia de calidad, la existencia de una sólida visión a largo plazo de la política educativa, de una firme dirección de los poderes públicos y de un buen apoyo a un cuerpo de docentes suficientemente motivado son condiciones indispensables para llevar a cabo con éxito reformas en el ámbito de la calidad de la enseñanza”.

La comunidad internacional tiene un papel fundamental que desempeñar en el apoyo a este proceso. En la actualidad, la ayuda internacional destinada a la educación básica se estima en 1.500 millones de dólares anuales. Las recientes promesas de ayuda podrían añadir a ellos 2.000 millones más por año en los próximos cinco, pero de todos modos seguiría siendo poco, pues se estima que se necesitan 5.600 millones de dólares anuales más (unos 7.000 millones en total) para conseguir la educación primaria universal de aquí a 2015.

El Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo es fruto de la labor de un equipo internacional independiente instalado en la sede de la UNESCO en París (Francia). La elaboración de esta publicación –que forma parte de las actividades de seguimiento del Foro Mundial sobre la Educación celebrado el año 2000 en Dakar (Senegal)– se beneficia del concurso de un consejo de redacción internacional y de una financiación proporcionada por la UNESCO y una serie de organismos de ayuda bilateral. Sus conclusiones servirán de base para los debates de la cuarta reunión del Grupo de Alto Nivel sobre la Educación para Todos, que tendrá lugar del 8 al 10 de noviembre en Brasilia. En este Grupo de composición reducida y flexible participan altos dirigentes gubernamentales y eminentes personalidades de la sociedad civil, tanto de naciones desarrolladas como de países en desarrollo, así como organismos de las Naciones Unidas y diversas organizaciones internacionales. Su misión consiste en impulsar los compromisos con la Educación para Todos en el plano político y movilizar recursos técnicos y financieros en beneficio de ésta. La documentación proporcionada por el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo ofrece al Grupo la posibilidad de exigir a la comunidad internacional una rendición de cuentas acerca del grado de cumplimiento de los compromisos contraídos en el Foro de Dakar.





* En el Foro Mundial sobre la Educación celebrado el año 2000 en Dakar (Senegal), más de 160 países se comprometieron a lograr para el año 2015 los seis objetivos siguientes:
1. Ampliar el acceso a la atención y educación de la primera infancia.
2. Universalizar la enseñanza primaria.
3. Ofrecer más posibilidades de aprendizaje a los jóvenes y los adultos.
4. Reducir a la mitad la tasa de analfabetos.
5. Lograr la igualdad entre los sexos en la educación.
6. Mejorar la calidad de la educación en todos sus aspectos.


  • Versión íntegra, en inglés, del Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo 2005 - El imperativo de la calidad
  • Inicio de la Web sobre el Informe de Seguimiento de la EPT
  • Más información sobre la Educación para Todos

  • Fuente Comunicado de prensa N°2004-98
    Autor(es) UNESCOPRESS


     ID: 23451 | guest (Leer) Updated: 15-11-2004 3:13 pm | © 2003 - UNESCO - Contact