Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
CLAUSURA DE LA 47ª REUNIÓN DE LA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN EN GINEBRA
Contacto editorial:
  • Sue Williams: Sección de Relaciones con la Prensa de la UNESCO. Teléfono: +33 (0)1 45 68 17 06 - Correo electrónico: s.williams@unesco.org
  • Luis Vázquez: Oficina Internacional de Educación, Ginebra. Teléfono: +41 (22) 817 78 27 - Email
  • 13-09-2004 3:30 pm Ginebra - Los delegados de los 137 países participantes en la 47ª reunión de la Conferencia Internacional de Educación definieron una serie de acciones prioritarias destinadas a mejorar la calidad de la educación para todos los jóvenes e hicieron un llamamiento a fin de que todas las partes interesadas se movilicen en pos de este objetivo.
    El tema de esta conferencia, organizada periódicamente por la Oficina Internacional de Educación de la UNESCO en Ginebra, fue “Una educación de calidad para todos los jóvenes: desafíos, tendencias y prioridades”.

    En el Mensaje aprobado por los participantes en la sesión de clausura que tuvo lugar el sábado 11 de septiembre se reitera “la importancia fundamental de la educación en [las] políticas nacionales de desarrollo”. El Mensaje subraya también la necesidad de “ayudar a los jóvenes a afrontar un mundo cada vez más difícil, caracterizado en particular por la necesidad imperiosa de humanizar la globalización, el importante papel que desempeñan la información y el conocimiento como factores de producción y desarrollo, el aumento de los movimientos de población, la marginación de numerosos grupos sociales y la agravación de las desigualdades y la pobreza, dentro de cada país y en el mundo entero.”

    Los participantes convinieron en que la realización de esta tarea y el suministro de una educación más adecuada a los cambios rápidos e imprevisibles del mundo de hoy exigen hacer frente a una serie de desafíos importantes, entre los que destaca el impresionante número de jóvenes a los que se ha de impartir educación.

    En efecto, el mundo cuenta con la generación joven más numerosa de todos los tiempos. En nuestro planeta hay actualmente más de mil millones de seres humanos de entre 12 y 20 años de edad. En 2020, 87% de los jóvenes del mundo vivirán en los países en desarrollo, donde hoy son ya la mayoría. Sin embargo, mientras que el número de matriculaciones de jóvenes en la enseñanza secundaria se ha decuplicado a lo largo de los últimos 50 años en el plano mundial, sigue habiendo un gran número de ellos -sobre todo muchachas- que ni siquiera ha tenido la posibilidad de terminar sus estudios primarios.

    Los participantes señalaron que “en diversas regiones del mundo, las necesidades educativas de los jóvenes no siempre se consideran prioritarias, por razones de índole económica y social”. Asimismo, hicieron observar que “la movilización de alianzas efectivas en pro de una educación de calidad para todos los jóvenes no es suficiente entre los estudiantes, los docentes, los padres, las comunidades locales, la sociedad civil, los medios informativos, las empresas, la comunidad internacional y las demás partes interesadas”.

    Entre las acciones prioritarias definidas por los delegados, figuran las siguientes: intensificar la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación para ampliar y hacer más equitativo el acceso de todos los jóvenes a una educación de calidad; hacer hincapié en la innovación y la creación, así como en la reforma de los modos de transmisión de la educación; emprender acciones positivas para compensar las disparidades entre los sexos; reconocer la importancia de los docentes y formadores; fomentar la investigación; mejorar la utilización de los recursos; y promover asociaciones más eficientes.

    El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, concluyó su intervención en la sesión de clausura de la conferencia refiriéndose en los siguientes términos a lo que debe ser en nuestra época una educación de calidad: “Ayudar a los jóvenes a adquirir las actitudes y competencias de lo que podríamos llamar una ‘mentalidad democrática’. Esta mentalidad, en la que tienen cabida valores estables y perdurables como la tolerancia, la solidaridad, la mutua comprensión y el respeto de los derechos humanos […], tiene que ser flexible, adaptable y capaz no sólo de analizar y entender diferentes puntos de vista, sino también de construir y reconstruir una perspectiva coherente. Un modo de pensar semejante no puede emanar de enfoques tradicionales centrados en contenidos académicos y métodos pedagógicos rígidos.”

    Estuvo presente en la ceremonia de clausura de la conferencia la Primera Dama de Qatar, Su Alteza Sheikha Mozah Bint Nasser Al Missned, Enviada Especial de la UNESCO para la educación básica y la educación superior.

    “Es evidente -dijo la Primera Dama de Qatar en su intervención- que la calidad de la educación no atañe exclusivamente al sector educativo, sino a todos los sectores de la sociedad en su conjunto, y también es obvio que sólo de una cultura de la calidad pueden surgir instituciones educativas excelentes. Esa cultura tiene que estar sólidamente arraigada en los valores, las creencias y las conductas de los ciudadanos de cada país.”

    Para obtener más información sobre los trabajos de la Conferencia y disponer del texto completo del Mensaje de la 47ª reunión, pueden consultar: www.ibe.unesco.org






    Fuente Comunicado de prensa No 2004-86
    Autor(es) UNESCOPRENSA


     ID: 22713 | guest (Leer) Updated: 13-10-2004 8:41 am | © 2003 - UNESCO - Contact