Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
ESCALA EN LA UNESCO DE LA LLAMA OLÍMPICA, SÍMBOLO DE RECONCILIACIÓN

Una niña israelí de 15 años, Lotus Ammar, entregó esta tarde la llama olímpica a un niño palestino de la misma edad, Zayd Khader Mostafa, ante la sede parisina de la UNESCO, en un gesto impregnado del espíritu de paz y reconciliación que encarnan tanto los Juegos Olímpicos como la propia UNESCO.



“El paso de la llama olímpica por la UNESCO es un momento altamente simbólico que confirma la afinidad que existe entre los objetivos y valores de la UNESCO y los ideales del movimiento olímpico”, dijo el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, que juntó sus manos a las de los adolescentes que se pasaban la llama. “El valor simbólico de este gesto es tanto más grande cuanto que la llama olímpica pasa de las manos de una joven israelí a las de un joven palestino, y ello nos recuerda que la paz, la fraternidad y el respeto entre los pueblos, vecinos o lejanos, son la expresión más fuerte de nuestra humanidad”, agregó el Director General.

“En nombre de la UNESCO, hago un llamamiento a todas las naciones para que respeten la tregua olímpica y hagan todo lo posible para que los Juegos Olímpicos de Atenas sean una celebración de nuestros ideales más queridos.”

Más de cien personalidades del mundo del deporte y de los medios de comunicación, entre ellos el yudoca francés David Douillet, campeón olímpico y mundial y Campeón de la UNESCO para la juventud, transportaron hoy la llama olímpica por las calles de la capital francesa, recorriendo 400 metros cada uno.

La llama cruzará 34 países antes de llegar a Atenas, donde el 13 de agosto próximo se inauguran los Juegos Olímpicos.



 
Autor(es) UNESCOPRENSA
Fuente Comunicado de prensa N°2004 - 56
Fecha de publicación 26 Jun 2004
© UNESCO 1995-2007 - ID: 21405