Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Celebración en Belgrado del día mundial de la libertad de prensa

Belgrado, (Serbia y Montenegro) – La UNESCO celebró hoy en Belgrado el Día Mundial de la Libertad de Prensa con una conferencia internacional sobre los medios de comunicación en zonas de conflicto y en países en transición, que concluyó con la adopción de la Declaración de Belgrado* –en apoyo a los medios informativos en situaciones de conflicto y de postconflicto– y con la ceremonia de entrega del Premio Mundial UNESCO Guillermo Cano de Libertad de Prensa*, concedido este año al periodista cubano Raúl Rivero Castañeda.

La ceremonia de entrega del premio tuvo lugar en Belgrado en presencia del presidente de Serbia y Montenegro, Svetozar Marovic, que destacó la importancia de la libertad de prensa en los países en transición: “No cabe duda de que el desarrollo económico y el bienestar están íntimamente relacionados con la libertad de expresión”, dijo, añadiendo que “incumbe a las instituciones políticas crear un marco legal adecuado para que la libertad de prensa esté permanentemente garantizada”.

Por su parte, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, instó a las autoridades cubanas a liberar al periodista y poeta Raúl Rivero, que cumple una pena de veinte años en una cárcel situada a 450 kilómetros de La Habana y además padece neumonía. Miguel Ángel Sánchez Reyes, hijo de Blanca Reyes Castañón, esposa del periodista, recogió el premio en su nombre.

“A pesar de todos nuestros mejores esfuerzos, no hemos sido capaces de conseguir que las autoridades cubanas permitieran” a Blanca Reyes asistir a esta ceremonia, aclaró Matsuura, que agregó que Rivero está recibiendo tratamiento médico, aunque “nos han informado de que éste terminará el 4 de mayo”.

Matsuura, que se encuentra de visita oficial en Serbia y Montenegro, recordó que los profesionales de los medios de comunicación pagan un caro tributo por su trabajo en tiempos de guerra, y declaró: “Es de vital importancia tratar de manera adecuada las violaciones de derechos humanos tales como la libertad de expresión. Debe reconocerse que la libertad de expresión y la libertad de prensa están íntimamente relacionadas no sólo con asuntos claves de desarrollo y democratización, sino también con la resolución de conflictos y la construcción de la paz.”

“Nunca se recalcará lo suficiente que la libertad de expresión y la libertad de prensa son requisitos esenciales para la participación de los ciudadanos en la vida democrática de sus sociedades, tanto para el desarrollo económico y social como para la consecución de la paz. Cada vez está más claro que la implementación de estos principios es también esencial para cultivar el entendimiento intercultural sobre el cual pueden erigirse la paz, la seguridad y el desarrollo”, añadió el Director General de la UNESCO.

Al recibir el premio en nombre de Rivero, su hijo Miguel Ángel Sánchez Reyes leyó estas palabras, enviadas por el galardonado: “¿Qué se dice?’ Recuerdo que en el país de mi infancia, cada vez que recibía un gesto noble de mi familia o de un amigo favorable hacia mi persona, las voces de mi madre y mi padre repetían esta ingenua retórica, ‘¿Qué se dice?’ ‘Gracias’, respondía yo. Ahora, en la cárcel, y conociendo a través de Blanca el premio de la UNESCO me asalta permanentemente la voz, hoy apagada, de mi madre, y el eco de la voz de mi padre muerto, que vuelven a preguntarme ‘¿Qué se dice?’ Gracias. Muchas gracias, digo yo.”

En su discurso Sánchez Reyes citó también al poeta chileno Gonzalo Rojas, premio Cervantes 2003, para quien “cancelar la palabra sería como querer cancelar el silencio. La poesía es un ejercicio de la intimidad, pero de la libertad. Encerrar la palabra es pues la cancelación de la poesía”.

“Agradezco a la UNESCO el haber representado en el periodista Raúl Rivero a todos los que hoy en Cuba y en el mundo defienden la libertad de las ideas y su libre expresión”, continuó.

En la clausura de la ceremonia, el presidente Marovic reiteró el compromiso de su país en favor de la libertad de expresión y el pluralismo informativo. “Como todas las demás grandes libertades”, afirmó, “la libertad de los medios de comunicación nunca se le ha presentado a nadie en una bandeja de plata: hay que conquistarla paso a paso [...] La Historia, y en particular la Historia reciente, abunda en ejemplos de ‘grandes líderes’ que antes o después perdieron la batalla frente a un público libre y crítico.”

El Premio Mundial UNESCO-Guillermo Cano de Libertad de Prensa es atribuido todos los años por el Director General de la UNESCO según recomendación de un jurado internacional independiente de profesionales de los medios de comunicación presidido por Oliver Clarke, presidente y director gerente de la Gleaner Co. Ltd. (Jamaica). El premio, dotado con 25.000 dólares financiados por la UNESCO y la Fundación Guillermo Cano, recibe su nombre del periodista colombiano asesinado el 17 de diciembre de 1986 delante de la sede su diario, El Espectador de Bogotá (Colombia). El premio fue instituido en 1997 por el Consejo Ejecutivo de la UNESCO para recompensar el trabajo de un individuo, organización o institución de defensa o promoción de la libertad de prensa de cualquier lugar del mundo, especialmente si esta persona lo hace a riesgo de su vida.

En la clausura de la Conferencia de Belgrado, que duró dos días, unos 150 participantes (periodistas de todo el mundo y representantes de organizaciones profesionales y de defensa de la libertad de prensa internacionales y regionales) adoptaron la Declaración de Belgrado, en apoyo a los medios de comunicación en situaciones de conflicto y post-conflicto. La Declaración destaca que los medios de comunicación independientes son esenciales para producir información fiable, vital en los esfuerzos de paz y reconciliación. También insta a las autoridades a respetar la libertad de medios en las zonas que administran, incluso en momentos conflictivos. Los participantes pidieron también a la UNESCO que refuerce su papel coordinador en apoyo de iniciativas relacionadas con los medios de comunicación en zonas en situaciones de conflicto y post-conflicto.

Mañana, los profesionales de los medios de información seguirán debatiendo asuntos relacionados con la libertad de expression en el Centro de Conferencias Sava de Belgrado, en una conferencia regional organizada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y la UNESCO y titulada “Medios informativos en situaciones de postconflicto y en países en transición”.




* *Para más información y para consultar los textos completos de la Declaración de Belgrado y los discursos del Director General y de Miguel Ángel Sánchez Reyes, puede consultarse: http://www.unesco.org/webworld/wpfd/2004/


 
Fuente Comunicado de prensa nº 38-2004
Contacto editorial: Contacto en Belgrado (hasta el 4 de mayo) Roni Amelan: +33 (0) 614695372 y Jasmina Sopova +381 (0) 63 8608978 Oficina de Información Pública, Sección de Relaciones con la Prensa
Fecha de publicación 03 May 2004
© UNESCO 1995-2007 - ID: 20229