Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
ARGELIA, PRIMER PAÍS QUE RATIFICA LA CONVENCIÓN PARA LA SALVAGUARDIA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL

Argelia se convirtió hoy en el primer país que ratifica la Convención de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (2003), tras haber terminado los tramites correspondientes en la Organización el 15 de marzo. La Convención entrará en vigor tres meses después de haber sido ratificada por 30 Estados.



El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, celebró esta decisión, que interviene muy poco tiempo después de la adopción de la Convención por la Conferencia General de la UNESCO, en octubre pasado, que para él demuestra “el compromiso firme y reiterado de Argelia para salvaguardar el patrimonio inmaterial y la importancia crucial que éste reviste para muchos pueblos”. Matsuura expresó también su esperanza de que “por lo menos veintinueve Estados más hagan rápidamente lo propio para que la Convención pueda entrar en vigor lo antes posible”.

La Convención tiene por objetivo la salvaguardia de las tradiciones y expresiones orales, incluida la lengua como vector del patrimonio inmaterial, las artes del espectáculo, los usos sociales, rituales y actos festivos, los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo y las técnicas artesanales tradicionales. Este instrumento jurídico es el complemento indispensable de otras Convenciones de la UNESCO que defienden el patrimonio en sus formas materiales.

“La salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial es una cuestión de interés general para la humanidad”, declara la Convención, que subraya su “papel inestimable” como “factor de acercamiento, intercambio y entendimiento entre los seres humanos”. La Convención prevé la elaboración de inventarios nacionales de los elementos que se deben proteger, la creación de un Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial formado por expertos de los Estados Partes, y la creación de dos listas: una representativa del patrimonio inmaterial de la humanidad y otra en la que figuren los elementos de ese patrimonio cuya salvaguardia se considera urgente.

En virtud de la Convención, las actividades de salvaguardia se financiarán mediante un fondo dotado esencialmente gracias a contribuciones de los Estados Partes y también con los recursos que destine a tal fin la Conferencia General de la UNESCO así como de las aportaciones, donaciones o legados de otros Estados, organizaciones y particulares.

* El texto completo de la Convención puede consultarse en: http://www.unesco.org/culture/heritage/intangible



 
Autor(es) UNESCOPRESS
Fuente Comunicado de prensa No 2004-25
Fecha de publicación 19 Mar 2004
© UNESCO 1995-2007 - ID: 19401