Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
El Director General de la UNESCO condena el asesinato del periodista Filipino Nelson Nadura

El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, condenó hoy el asesinato de que fue víctima el miércoles Nelson Nadura, periodista de la emisora Radio DYME de la ciudad de Masbate, situada en el centro de Filipinas. El Sr. Matsuura se congratuló al mismo tiempo de que la Presidenta de Filipinas, Gloria Macagapal Arroyo, haya prometido que no quedará impune ningún asesinato perpetrado contra periodistas en su país.


Poco tiempo después del asesinato, la Sra. Macapagal Arroyo declaró que los ataques contra miembros de la prensa serán sancionados como corresponde.

“Condeno el asesinato de Nelson Nadura,” ha declarado el Director General de la UNESCO, recordando a la vez que con la desaparición de éste ya son cinco los profesionales de la prensa asesinados en Filipinas en lo que va de año.

El Sr. Matsuura ha agregado: “Confío en que las autoridades competentes tomarán todas las disposiciones necesarias para velar por que este crimen sea castigado. En efecto, es esencial que se adopten medidas para impedir este tipo de delitos, que representan un atentado contra la democracia y el buen gobierno. Espero que la determinación mostrada por la Presidenta contribuirá a proporcionar condiciones seguras de trabajo a una profesión que con la pérdida de la vida de más de 40 de sus miembros ha pagado un precio demasiado alto por el ejercicio del derecho humano fundamental a la libertad de expresión, desde que se restauró la democracia en el país, en 1986”.

En 1997, en la Conferencia General de los Estados Miembros de la UNESCO se aprobó una Resolución en la que se exigía que los autores de asesinatos de periodistas fuesen juzgados. Tras recordar que la Declaración Universal de Derechos Humanos reconoce el derecho a la libertad de expresión como un derecho fundamental de la persona, la Resolución instó al Director General a “condenar el asesinato y toda violencia física contra periodistas como un crimen contra la sociedad, porque con ello se cercena la libertad de expresión y, por consiguiente, los demás derechos y libertades enunciados en los instrumentos internacionales de derechos humanos”. Asimismo, en la Resolución se pidió “que las autoridades competentes cumplan con su deber de prevenir, investigar y sancionar estos crímenes y reparar sus consecuencias”.


El texto íntegro de la Resolución se puede consultar en:
http://www.unesco.org/webworld/com_media/communication_democracy/resolution_29.htm



 
Autor(es) UNESCOPRESS
Fuente Comunicado de prensa No 2003-101
Fecha de publicación 05 Dec 2003
© UNESCO 1995-2007 - ID: 17519