Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La UNESCO adopta una convención internacional para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial
Contacto editorial: Lucía Iglesias Kuntz: Oficina de Información Pública, Sección Editorial. Teléfono: 33 (0) 145681702 - Email
Contacto audiovisual: Christine Carbonnel. Tél : 33 (0)1 45 68 00 68

17-10-2003 5:15 pm Las tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial, las artes del espectáculo, los usos sociales, los rituales y actos festivos, los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo y las técnicas artesanales tradicionales dispondrán en adelante de un instrumento jurídico internacional que preconiza la salvaguardia del patrimonio inmaterial por medio de la cooperación.intang_insid.jpg

La Conferencia General de la Organización, reunida en París desde el 29 de septiembre al 17 de octubre adoptó hoy por una amplia mayoría la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial*, que viene así a completar todo el dispositivo jurídico dedicado por la UNESCO a la protección del patrimonio.

“La salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial es una cuestión de interés general para la humanidad”, dice la Convención, que subraya “el papel inestimable” que éste puede desempeñar como “factor de acercamiento, intercambio y entendimiento entre los seres humanos”. Para entrar en vigor, debe contar un mínimo de 30 Estados Partes.

El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, expresó su satisfacción por la convención, que según él “es un eco de la urgencia que hay de actuar en este terreno”. “Espero que numerosos Estados Miembros la ratifiquen para que pueda entrar en vigor lo antes posible”, dijo Matsuura, para quien “este resultado es un buen ejemplo del trabajo de mediación y diálogo que nuestra Organización es capaz de cumplir en los temas más complejos o controvertidos”.

Por su parte, el jurista argelino Mohammed Bedjaoui, ex presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que dirigió las reuniones de expertos gubernamentales en las que se redactó el texto, declaró que “a pesar de toda su complejidad, la noción de patrimonio cultural inmaterial se ha afirmado y terminado imponiéndose a todos nosotros como una noción capital para comprender las identidades culturales de los pueblos y justificar la salvaguardia de éstas”. “Cada palabra de esta Convención”, añadió Bedjaoui, “es un homenaje agradecido a los creadores, a los artífices de este fabuloso patrimonio, a los grandes, a los humildes, a los anónimos, a los autores y a los guardianes del templo de las tradiciones y de los saberes de los pueblos”.

En particular, la nueva Convención prevé la elaboración de inventarios nacionales de los bienes a proteger, la creación de un Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial formado por expertos de los futuros Estados Partes y la instauración de dos listas: una lista representativa del patrimonio inmaterial de la humanidad y una segunda de aquellas manifestaciones cuya salvaguardia se considere urgente. A la primera de estas listas se integrarán a medio plazo las Obras maestras del patrimonio cultural inmaterial, proclamadas en 2001 por el Director General a recomendación de un jurado internacional presidido por el escritor español Juan Goytisolo**. Este programa continuará hasta que la Convención entre en vigor.

El texto subraya que la salvaguardia del patrimonio inmaterial es un proceso complejo que involucra a múltiples actores, empezando por las comunidades y grupos que le dan vida. En virtud de la Convención, las actividades de salvaguardia se financiarán mediante un fondo cuyos recursos provendrán sobre todo de las contribuciones de los Estados Partes, de los recursos destinados a este fin por la Conferencia General de la UNESCO así como de aportaciones, donaciones o legados hechos por otros Estados, organizaciones o personas físicas.

Según Mounir Bouchenaki, Subdirector General para Cultura, la nueva Convención “podrá beneficiarse de los treinta años de experiencia de la UNESCO en el terreno del patrimonio material”, protegido por la Convención de 1972, “que sirvió de modelo al nuevo texto siempre que fue necesario”.

La adopción de la nueva convención es el resultado de un largo proceso de concienciación que, aunque muy intensificado en los últimos años, tiene su origen en la Conferencia de México de 1982, cuando los Estados Miembros de la UNESCO utilizaron por primera vez la noción de inmaterial para referirse al conjunto de las producciones espirituales del hombre. En 1989, la UNESCO adoptó una Recomendación sobre la salvaguardia de la cultura tradicional y popular. Sin embargo, al no ser un texto vinculante, ésta no logró toda la eficacia deseada. La proclamación de las primeras Obras
Maestras, en 2001, estimuló considerablemente el interés en el patrimonio inmaterial y favoreció una mayor percepción del papel esencial que éste desempeña en la identidad cultural de los pueblos. La segunda proclamación tendrá lugar el 7 de noviembre de 2003.

****
*El texto completo de la Convención recién adoptada puede consultarse en: http://www.unesco.org/confgen/2003/intangible/es . Dada la reciente adopción de esta Convención durante la 32ª reunión de la Conferencia General, el texto está sujeto a eventuales ajustes lingüísticos en sus versiones inglesa, española, rusa, árabe y china.
** Estas 19 obras maestras son: la lengua, las danzas y la música Garifuna (Belice); el Carnaval de Oruro (Bolivia); el espacio cultural de la Fraternidad del Espíritu Santo de Congos de Villa Mella (República Dominicana); el patrimonio oral y las manifestaciones culturales del pueblo zápara (Ecuador y Perú); el patrimonio oral de Gelede (Benín); el Gbofe de Afounkaha: la música de trompetas transversales de la Comunidad Tagbana (Côte d'Ivoire); el espacio cultural de Sosso Bala en Niagassola (Guinea); la Ópera Kunqu (China); el Teatro sánscrito de Kutiyattam (India); el Teatro Nôgaku (Japón); el rito real ancestral y la música ritual del lugar santo de Jongmyo (República de Corea); los cantos Hudhud de Ifugao (Filipinas); el espacio cultural de la región de Boysun (Uzbekistán); el Misterio de Elche (España); los cantos polifónicos georgianos (Georgia); la ópera de marionetas de Sicilia (Italia); la fabricación artesanal de crucifijos y su simbolismo (Lituania); el espacio cultural y la cultura oral de Semeiskie (Federación de Rusia) y el espacio cultural de la Plaza Djamaa el-Fna (Marruecos).

****

Para obtener imágenes de televisión deben dirigirse a: Christine Carbonnel. Teléfono: 33 (0)145680068






Fuente Comunicado de prensa No 2003-82
Autor(es) UNESCOPRESS


 ID: 16810 | guest (Leer) Updated: 22-10-2003 4:46 pm | © 2003 - UNESCO - Contact