Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La Primera Dama de Estados Unidos marca el Retorno de su país a la Unesco con un Discurso ante la Conferencia General

29-09-2003 5:30 pm “Izamos nuestra bandera para unirla a las de los 189 Estados Miembros de la UNESCO y buscar lo mejor de las esperanzas humanas de libertad, dignidad y paz”, dijo esta tarde en París Laura Bush, Primera Dama de los Estados Unidos de América, al tiempo que la bandera de su país se alzaba en los jardines de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.


“Hoy una nueva nación une sus fuerzas a las nuestras”, anunció al presentarla minutos antes el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura. “Junto con su colaboración y buena voluntad, trae consigo vastos recursos intelectuales y culturales. Estados Unidos, una gran nación tan diversa que cada uno de nosotros puede verse reflejado en ella, es un espejo del mundo. Esta nación, miembro fundador de la UNESCO, regresa ahora con energía, talento y creatividad a trabajar con nosotros en pro de unas metas comunes: educación para todos, preservación de las culturas y amplio reparto de los beneficios del progreso científico”.

Estados Unidos se retiró de la UNESCO en 1984 pretextando desacuerdos respecto a su gestión.

Laura Bush, que antes de la ceremonia habló ante los delegados presentes en la 32ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, dijo también: “Creemos en el trabajo con las naciones del mundo para promover los valores comunes a sus habitantes”.

“Tenemos mucho que ofrecer y mucho que aprender [y], dados los muchos desafíos que plantea el mundo actual, nuestra labor es más urgente y más importante que en ningún otro momento de la historia de la UNESCO”.

“Hemos aprendido que ninguna nación es inmune” al terrorismo, prosiguió Laura Bush. “Mi país fue uno de sus blancos una terrible mañana de septiembre, hace dos años. Desde ese día, los actos de terror han arrebatado vidas a personas inocentes en Yakarta, Pakistán y Riad. Y el mes pasado, los terroristas atacaron al símbolo mismo del mundo civilizado cuando atentaron contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad, matando a personas que habían llegado hasta allí para brindar ayuda humanitaria y esperanza al pueblo de Iraq”.

“Como ex profesora de la escuela pública y bibliotecaria”, dijo la Primera Dama, “creo que la educación es nuestra prioridad más urgente, y que debería ocupar el primer y más alto lugar en nuestro tiempo y nuestros recursos”. La educación, agregó, “es un derecho que todos los seres humanos, todos los hijos e hijas del mundo, adquieren desde el momento en que nacen.”

Laura Bush, quien a comienzos de este año fue designada Embajadora Honoraria de la UNESCO para el Decenio de la Alfabetización de las Naciones Unidas (2003-2012) por el Director General, señaló las áreas que requieren una atención urgente:

  • Alfabetización. En la actualidad hay cerca de 900 millones de adultos analfabetos y las dos terceras partes de ellos son mujeres. “Para impedir que haya otra generación de adultos analfabetos, debemos asumir un auténtico compromiso en pro de la educación primaria para todos los niños y en especial las niñas”. Laura Bush destacó la iniciativa de la UNESCO a favor de la Educación para Todos, que “coincide con los objetivos de la iniciativa de mi esposo llamada ‘No child left behind’ (Ningún niño quedará rezagado), y aprobada hace dos años por el Congreso estadounidense [...] Nuestra estrecha colaboración en estos proyectos educativos será de gran ayuda para que Estados Unidos y la UNESCO alcancen sus metas. Juntos podremos brindar educación y alfabetización a los niños de todo el mundo, sentando así bases más sólidas para la libertad y la paz”. Afganistán es uno de los lugares en los que se está produciendo esta transformación, continuó Laura Bush: “Cerca de cuatro millones de niños van al colegio -incluyendo un millón de niñas- ”, en un país donde hace tres años 92% de las niñas no podían ir a la escuela debido a los talibanes. Laura Bush anunció también que el gobierno de Estados Unidos está trabajando para poner de nuevo en funcionamiento el Colegio Americano de Kabul a partir de octubre próximo y desarrollar un instituto de formación de maestros.

  • Educación de calidad (algo que Laura Bush definió como “la educación basada en la verdad y en la tolerancia”). Refiriéndose a la labor realizada en los Balcanes y en Iraq, Laura Bush puso de relieve el “trabajo maravilloso que lleva a cabo la UNESCO en este ámbito”.

  • Educación post-conflicto, es decir, reconstrucción de los sistemas educativos en países afectados por la guerra o los conflictos civiles: “La UNESCO ha desempeñado una labor valiosa en la reconstrucción de la educación en Uganda, Sierra Leona y Liberia, y su colaboración puede contribuir a cambiar el futuro de los niños en Afganistán e Iraq
    [....]. La presencia de un Iraq pacífico y estable en el corazón de Oriente Medio puede ser un poderoso faro de libertad, un ejemplo de esperanza en esta región vital [...]. Más de 80% de las escuelas primarias y secundarias iraquíes y todas las universidades excepto dos están de nuevo abiertas [...]. El mes próximo”, añadió Laura Bush, “gracias a un programa de la UNESCO que revisa los libros de texto y retira de ellos el lenguaje que fomenta el odio y la división, cinco millones de estudiantes recibirán libros de texto libres de propaganda baasista”.

  • Educación sobre el VIH/Sida: “Me enorgullece el compromiso que ha hecho el Presidente Bush –con una inversión de 15.000 millones de dólares– para combatir esta crisis humanitaria. Se trata del mayor compromiso de fondos en la historia dedicados a una iniciativa de salud pública y a una enfermedad específica, y estoy muy orgullosa del liderazgo mostrado por mi esposo para acudir en auxilio de los niños del mundo. En colaboración con la UNESCO, Estados Unidos trabajará para construir más centros médicos y de educación para los afectados por el VIH y el sida”.

    “Estimados delegados”, concluyó la señora Bush, “asumamos el desafío de trabajar juntos para hacer de este decenio un decenio para la alfabetización y de este siglo un siglo para la libertad. Alfabetización y libertad son aliados naturales, y figuran en el centro de la misión de la UNESCO. Tenemos ante nosotros oportunidades, pero también obligaciones. Debemos educar a cada persona en la lectura, la escritura y los derechos humanos básicos. Debemos también preservar la herencia cultural de nuestro pasado e iluminar un futuro de avances científicos y descubrimientos que respeten la ética y la dignidad de la vida”.






  • Fuente Comunicado de prensa nº 2003 –67


     ID: 15744 | guest (Leer) Updated: 03-10-2003 8:17 am | © 2003 - UNESCO - Contact