Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
La Presidenta Filipina Gloria Macapagal Arroyo habla ante la conferencia general de la UNESCO

“Capacitar a los individuos es la clave para vencer la batalla contra la pobreza”, dijo la Presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, en el discurso que pronunció esta mañana ante los representantes de los 190 Estados Miembros de la UNESCO. “Y la educación, la ciencia y la cultura son herramientas indispensables para la capacitación”, agregó.

“En la batalla contra la pobreza, mi gobierno ha adoptado un enfoque global constituido por un mercado generador de empleo, instituciones sólidas para el buen gobierno, redes de seguridad social, modernización agrícola... todo ello basado en la igualdad social”, explicó la mandataria, para quien la educación “es clave en todos estos frentes de la guerra contra la pobreza”. Además, los esfuerzos deben llegar a todos, puesto que “la exclusión inspira resentimiento, lo cual a su vez hace a los excluidos presas fáciles de aquellos que defienden la violencia para beneficio personal y de sus planes radicales”.

“Filipinas es una sociedad multiétnica, y por eso apoyamos que la UNESCO elabore un instrumento internacional sobre la diversidad cultural”, continuó la Presidenta Macapagal Arroyo. “He adoptado una política de adaptación institucional de nuestras variadas tradiciones culturales mediante acciones tales como la integración de las madrazas de las comunidades musulmanas en nuestro sistema de educación formal”.

En lo relativo a las nuevas tecnologías de la información, la Presidenta recalcó que “Filipinas está de acuerdo en potenciar la creación de sociedades del conocimiento en lugar de sociedades de la información”. “Estas últimas”, explicó, “ se limitan a facilitar computadoras y programas informáticos. En cambio, las sociedades del conocimiento prestan también atención a los sistemas humanos y sociales que a su vez deben transformarse para que la tecnología pueda cambiar las cosas”.

En contraste con el concepto de las sociedades de la información, que define la brecha digital en términos de conectividad y cantidad de ordenadores disponibles, en las sociedades del conocimiento esa brecha “reconoce que en los países en desarrollo los pobres permanecen aislados económica, social y culturalmente del avance de los contenidos artísticos, científicos y tecnológicos”. El problema, subrayó “se acentúa todavía más debido a la barrera del idioma, puesto que el inglés es la lengua de 80% de los sitios web de todo el mundo, cuando sólo uno de cada diez habitantes del planeta lo habla”.

“Luchar contra la brecha digital requiere la puesta en marcha de planes y programas holísticos que cubran la política, las capacidades humanas, las empresas, las aplicaciones, los contenidos y las infraestructuras que pueden servir para estimular el desarrollo. Esto pone de manifiesto la urgente necesidad de contar con una institución multilateral capaz de orquestar ese esfuerzo y sacar el máximo provecho de una asociación entre lo público y lo privado”. “Y la UNESCO puede ser esa institución”, concluyó.



 
Autor(es) UNESCOPRESS
Fuente Comunicado de prensa No 2003-64
Fecha de publicación 29 Sep 2003
© UNESCO 1995-2007 - ID: 15709