Inicio - Servicio de prensa
UNESCOPRESS
Comunicados de prensa
Anuncios de prensa
Especiales
Fototeca
Oficinas fuera de la sede
Relaciones con la prensa

Portavoz del Director General
Flash Info
Nuevo Correo de la UNESCO
Agenda cultural
Ediciones UNESCO
Servicios de información
Documentos de la UNESCO
Naciones Unidas
- Centro de Noticias ONU
- Sitios web de la ONU

Versión para imprimir
Los medios pueden utilizar y reproducir libremente el material publicado por UNESCOPRESS

UNESCO
UNESCOPRESS
7, Place de Fontenoy
75352 PARIS 07 SP, France

 

Para fomentar el debate democrático  
La UNESCO hace un primer balance de la situación del patrimonio cultural en Iraq
Contacto editorial: Sophie Boukhari Oficina de Información Pública – Sección Editorial, Teléfono: 33 (0)1 45 68 17 03
Lucia Iglesias-Kuntz - Oficina de Información Pública - Sección Editorial - Email
Contacto audiovisual: Carole Darmouni - Oficina de Información Pública - Sección Audiovisual, Teléfonos: +33 (0)1 45 68 17 38 ó 33 (0)1 45 68 54 81.
Si desean un «b-roll», llamen al 33 (0)1 45 68 00 68.
Si desean fotografías, llamen al 33 (0)1 45 68 16 91 - Email

15-04-2003 12:00 pm En estos momentos en que los tesoros culturales del Iraq acaban de sufrir pérdidas enormes, sobre todo en Bagdad, Mosul y Tikrit, unos treinta expertos de alto nivel van a reunirse el 17 de abril en la UNESCO para tratar de efectuar una primera evaluación de la situación de las riquezas milenarias del patrimonio cultural iraquí y determinar qué medidas urgentes de salvaguarda se deben adoptar.

A raíz de los saqueos perpetrados en el Museo Arqueológico de Bagdad, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, que ya había instado el 11 de abril a las autoridades estadounidenses y británicas a proteger las riquezas arqueológicas del país, les ha pedido una vez más que «tomen inmediatamente medidas para vigilar y custodiar los sitios arqueológicos y las instituciones culturales iraquíes».

El Sr. Matsuura ha hecho también un llamamiento a los poderes públicos de los países limítrofes de Iraq, así como a las autoridades policiales y aduaneras internacionales y a los principales protagonistas del mercado de obras de arte, para que emprendan con la UNESCO «una acción de envergadura a fin de impedir que los objetos robados sean objeto de compra».

Durante la reunión del 17 de abril, que se celebrará a puerta cerrada -pero a cuya sesión de apertura podrá asistir la prensa- los 30 expertos1 iraquíes e internacionales tratarán de establecer un inventario de las recientes destrucciones de objetos y edificios culturales. Asimismo, formularán recomendaciones sobre los elementos del patrimonio cultural iraquí que exigen una acción prioritaria y sobre los dispositivos de coordinación necesarios para llevarla a cabo. A las 14.45 horas de ese día se celebrará un encuentro con la prensa*.

Se suele denominar a Iraq «cuna de las grandes civilizaciones». En efecto, desde las postrimerías del quinto milenio antes de Jesucristo, en la antigua Mesopotamia se concentraron las innovaciones técnicas y culturales. Gracias a una conjunción de condiciones geográficas y climáticas excepcionales, la producción agrícola excedente propició el desarrollo de sociedades refinadas, la invención de la escritura, el asentamiento de los primeros hábitat urbanos y el establecimiento de los primeros códigos jurídicos. En una época más reciente, Bagdad fue la capital del califato abasida y el centro político y cultural del mundo musulmán.

Son testigos de este pasado y constituyen un legado cultural inestimable para toda la humanidad numerosos sitios arqueológicos y muchas colecciones de los museos nacionales que no han sido víctimas de los pillajes. Antes de su saqueo, el Museo de Bagdad poseía 100.000 piezas que atestiguaban el esplendor de las sucesivas civilizaciones de este país «entre ríos»: prehistórica, sumeria, babilónica, asiria, neobabilónica, persa, parta, sasánida, griega e islámica.

Entre los sitios excepcionales de Iraq cabe mencionar, además de la antigua Ur de los caldeos que pudo ser cuna de Abraham, Babilonia y su legendaria Torre de Babel, Nínive, Asur, Samarra y Hatra, la gran ciudadela en la que se dan cita las influencias griegas, romanas y orientales. Este último conjunto monumental es el único sitio iraquí inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO (1985).

Siete sitios más figuran en la «lista indicativa» que comunicaron a la UNESCO las autoridades iraquíes en el año 2000 con vistas a su inscripción prioritaria en la Lista del Patrimonio Mundial: Mosul, Nimrud, Asur, Samarra, Ukhaidhir, Wasit y Ur.

A raíz de la reunión del 17 de abril y tan pronto como la situación lo permita, la UNESCO enviará posiblemente una misión de expertos a Iraq. Esta misión efectuaría un balance preliminar del estado de conservación de los museos, monumentos y sitios principales para determinar las necesidades prioritarias, evaluar las capacidades locales en el ámbito de la rehabilitación del patrimonio, identificar a los posibles colaboradores iraquíes e internacionales y elaborar un plan de acción y una estrategia para obtener financiación. Italia ha anunciado ya que va a poner a disposición de la UNESCO una suma inicial de 400.000 euros.

La labor de la UNESCO en pro de la salvaguarda del patrimonio cultural de Iraq se inició en 1976, de concierto con las autoridades del país. En los años ochenta, la Organización contribuyó a la restauración de Babilonia y Basora, y más recientemente ha llevado a cabo una triple serie de actividades.

En primer lugar, la UNESCO se ha dedicado a luchar contra el pillaje y el tráfico ilícito de bienes culturales que cobraron auge durante el conflicto de 1991 y la posguerra. Concretamente, la UNESCO transmitió a distintos museos y centros de subastas, así como al Consejo Internacional de Museos (ICOM) y a Interpol, una lista de objetos desaparecidos comunicada por las autoridades iraquíes. En 1995, alertó también a los círculos del mercado de obras de arte y a la comunidad internacional sobre el saqueo y robo de objetos de arte en el sitio de Hatra.

En segundo lugar, la UNESCO ha contribuido desde 1998 a la rehabilitación del museo de Bagdad, que padecía las consecuencias de un mantenimiento insuficiente. Concretamente, participó en la instalación de un dispositivo de vigilancia con video y de un sistema de aire acondicionado. En la capital iraquí, la Organización apoyó las obras de rehabilitación de Qasr Al-Abbasi, donde se alberga la famosa institución cultural fundada por el califa Al Mamún en el siglo IX.

En tercer lugar, la UNESCO envió varias misiones a Iraq entre 2000 y 2002 para tratar de encontrar soluciones destinadas a salvar Asur, la primera capital del reino asirio, que se halla en peligro a causa de un proyecto de embalse. Está previsto que la propuesta de inscripción de este sitio del patrimonio mundial en peligro se examine en junio de 2003 durante la próxima reunión del Comité del Patrimonio Mundial.

A este respecto, el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, ha declarado que «la reciente experiencia de la UNESCO en otras regiones víctimas de guerras y en situaciones posteriores a conflictos ha puesto de relieve el papel fundamental que puede desempeñar la cultura en la consolidación de un proceso de paz, la restauración de la unidad nacional y el renacimiento de la esperanza cara al futuro». En estos últimos años, la UNESCO ha contribuido a rehabilitar, entre otros, los patrimonios culturales de Camboya, Afganistán y los países de la ex Yugoslavia



* Hasta la fecha, han confirmado su presencia los siguientes expertos:

  • Expertos iraquíes: Salma El Radi, Universidad de Nueva York; Abdulsattar J. Mousa del Departamento de Cultura e Información, Director del Patrimonio (Sharjia); Walid Yasin Ismail, Consejero de Arqueología del Departamento de Antigüedades y Turismo (Al Ain) ; Lamia Al-Gailani Werr, especialista en sigilografía, domiciliada en Londres; Donny George, Director General de la restauración en el Museo de Bagdad; Zainab Bahrani Van-Mierop, profesor asociado del Departamento de Historia del Arte y de la Arqueología de la Universidad Columbia (Estados Unidos); y Ghahim Wahida, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido)

  • Expertos internacionales: Barthel Hrouda (Alemania), Director de las Misiones Arqueológicas alemanas en Isin y Asur; Helga Trenkwalder (Austria), Directora de la Misión Arqueológica austriaca en Borsipa; Léon De Meyer (Bélgica), Director de la Expedición Arqueológica belga en Iraq y Rector honorario de la Universidad de Gante; Ingolf Thuesen (Dinamarca), Director del Instituto Carsten Niebuhr de Estudios sobre el Cercano Oriente; McGuire Gibson (Estados Unidos de América), Director de las Misiones Arqueológicas estadounidenses en Nipur y Tell Razuk, y Presidente de la Asociación Americana de Bagdad para la Investigación; Simo Parpola (Finlandia), Director del Proyecto sobre los archivos de Asiria del Instituto de Estudios Asiáticos y Africanos; Beatrice André-Salvini (Francia), Jefa de Conservadores del Departamento de Antigüedades Orientales del Museo del Louvre; Annie Caubet (Francia), Jefa de Conservadores del Departamento de Antigüedades Orientales del Museo del Louvre; Giuseppe Proietti (Italia), Director General de Arqueología del Ministerio de Cultura; Roberto Parapetti (Italia), Director del Centro Italoiraquí de Restauración de Monumentos; Ken Matsumoto (Japón), Director de la Expedición Arqueológica Kokushikan en Kish; Diederik J.W. Meijer (Países Bajos) de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Leiden; Piotr Bielinski (Polonia), Director de las Misiones Arqueológicas polacas en Tell Rijm y en el sitio del proyectado embalse de Eski (Mosul); Joan Oates (Reino Unido) de la Escuela Británica de Arqueología en Iraq y de las Misiones Arqueológicas británicas en Tell al Rimah y Nimrud; Alastair Northedge (Reino Unido) del Instituto de Arte y Arqueología de la Universidad de París 1; Neil MacGregor (Reino Unido), Director del Museo Británico; John Curtis (Reino Unido), Conservador del Departamento de Antigüedades Orientales del Museo Británico; Abdelaziz Daoulatli (Túnez), Consejero de la ALECSO para asuntos del patrimonio cultural; Veysel Donbaz (Turquía), Director del Public Tablet Archive del Museo Arqueológico de Estambul, Cristina Menegazzi del Consejo Internacional de Museos (ICOM); Michael Petzet, Presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS); Ross Shimmon, Presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA) y del Comité Internacional del Escudo Azul (ICBS); y Abdullah A. Kareem El Reyes, Presidente de la sección regional árabe del Consejo Internacional de Archivos (CIA).



    **Los periodistas que deseen asistir al encuentro con la prensa deben acreditarse ante el
    Servicio de Prensa de la UNESCO
    Teléfono: +33 (0)1 45 68 17 48.


    UNESCO - Cultura - Iraq - Sitio Web
    UNESCO & Iraq - Sitio Web


  • Fuente Comunicado de prensa N° 2003 – 24
    Autor(es) UNESCOPRESS
    Palabras clave cultural heritage


     ID: 11303 | guest (Leer) Updated: 11-07-2003 8:21 am | © 2003 - UNESCO - Contact